El titular de la Secretaría de Gobernación (Segob), Alfonso Navarrete Prida, garantizó imparcialidad absoluta del gobierno federal en las elecciones del 1 de julio próximo y sostuvo que se sancionará a quienes busquen desestabilizar ese proceso.

Entrevistado luego de participar en la Sexta Reunión Plenaria del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en la Cámara de Diputados, descartó que existan focos rojos rumbo a los comicios.

El funcionario federal reconoció sin embargo que existen riesgos que deben atenderse en el marco de la ley, ya que lo que está en juego es la gobernabilidad democrática de México.

Navarrete Prida afirmó que se apoyará en todo lo que sea necesario al árbitro electoral e incluso a los partidos políticos, por lo que se mantendrán reuniones con los dirigentes nacionales para llegar a acuerdos que permitan tener una jornada electoral transparente, limpia y copiosa.

Se pretende, con el apoyo de los partidos políticos, instalar una mesa para que los dirigentes lleven su diagnóstico sobre la seguridad de los candidatos y en un ejercicio de dialogo conformen un programa de protección a los aspirantes a puestos de elección popular, enfatizó.

Por otra parte, reiteró que el gobierno federal acatará el fallo que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) realice en torno a la revisión constitucional de la Ley de Seguridad Interior.