Artistas de cuatro generaciones, algunos reconocidos a nivel mundial, otros muy jóvenes y dos más fallecidos, dialogan a través de su obra sobre la noción de entropía en la exposición “7102. Fantasma semiótico (s) cituacionista”, que podrá visitarse a partir de este viernes en el Museo de Arte Carrillo Gil.

En entrevista con  Notimex, el curador Guillermo Santamarina explicó que la muestra está integrada por obras de Santiago Merino, Berta Kolteniuk, Laureana Toledo, Alex Hubbard, Cisco Jiménez, Cristian Franco, Damián Ortega, Diego Pérez, Rodrigo Sastre, Sebastián Roque, Víctor del Moral, Alexis de Chaunac y Dennis Miranda, así como los fallecidos Melecio Galván y Estrella Carmona.

“Hay obra bastante elocuente para este ensayo curatorial, con muchos elementos para integrarla, pero también es muy visual, uno la puede ver desde distintas perspectivas y reúne elementos que estimulan la subjetividad”, externó el curador.

Aclaró que se trata de obras que el visitante podrá interpretar las 120 piezas que conforman la muestra sin que se les imponga ningún tipo de preconceptos porque aquí no hay historia del arte pero sí un elemento importante que es la entropía, comprendida como el momento o el estado en la que un sistema se quebró y pasó a ser otra cosa o va disparando a algo irremediable.

La exposición le da un guiño, abundó el curador, al concepto de entropía y a la tergiversación como un elemento recurrente en cada una de las imágenes que se encuentran en la muestra y que está siendo distorsionada.

También dijo que hay otros interesantes momentos en la exposición que son la investigación y experimentación en lo plástico, en la cuestión de las artes plásticas, algo que ofrece por lo menos la sorpresa de una investigación distinta en la pintura, escultura y gráfica.

Para Santamarina, las piezas son muy elocuentes con el contexto histórico “estas obras tienen una enrome carga propositiva, una inquietud cada una de las manifestaciones artísticas.

La muestra, cuyo título es una alegoría al sismo ocurrido el 19 de septiembre de 2017 en México, reúne 120 obras de pintura, collage, objeto, escultura, video e instalación, de creadores tanto consagrados, como emergentes, y podrá visitarse hasta el 13 de mayo próximo en el Museo de Arte Carrillo Gil.