En el primer trimestre de su año fiscal que comprende del 1 de octubre al 31 de diciembre de 2017, Siemens registró ingresos por 19 mil 823 millones de euros, un incremento de 3.0 por ciento respecto al mismo periodo del año inmediato anterior.

Expuso que los nuevos pedidos han alcanzado los 22 mil 477 millones de euros, lo que equivale a un aumento de 14 por ciento gracias en buena parte a los pedidos de gran volumen registrados en Libia, Egipto, Tailandia y Estados Unidos.

Precisó en un comunicado que al excluir el efecto tipo de cambio, los ingresos y los pedidos aumentaron en 1.0 y 7.0 por ciento, en ese orden.

Señaló que el Grupo registra un beneficio neto de dos mil 211 millones de euros o 12 por ciento más, cifra que supera la alcanzada en el primer trimestre del ejercicio anterior en 231 millones de euros.

Por su parte, el beneficio del negocio industrial, que mide la actividad orgánica de la compañía, alcanzó los dos mil 208 millones de euros, con unos márgenes de negocio de 11 por ciento.

Por áreas de actividad, destaca el buen comportamiento obtenido en el periodo de análisis por las divisiones Mobility y Digital Factory, con un aumento de los ingresos de 21 y 17 por ciento, respectivamente.

El presidente y consejero delegado de Siemens AG, Joe Kaeser, expuso al respecto: "El primer trimestre subraya la fortaleza de nuestra empresa. Aprovechamos el impulso de crecimiento del repunte económico mundial y establecemos puntos de referencia en la digitalización industrial. Comprendemos claramente nuestras oportunidades y sabemos lo que tenemos que hacer”.