El documental "Ciclón de Dolores", del cineasta mexicano Antonio Hernández, fue seleccionado, junto a otros cuatro, para participar en Afrolatam Lab, de la XII edición de MiradasDoc, el festival y mercado mundial de cine documental de Guía de Isora, en Tenerife, isla canaria.

El filme recuerda que en 1974, el ciclón Dolores sepultó al pueblo de Charco Redondo, Oaxaca, y sus habitantes emprendieron un éxodo por la supervivencia.

Tres décadas después, una familia guía al espectador a través de su memoria, su cosmovisión y los retos raciales y sociales de su pueblo afromexicano que supo renacer en colectividad.

El proyecto "Ciclón de Dolores" surge a partir un documental anterior de Hernández, "Vestigios del paraíso", que se filmó en la costa chica de Oaxaca, en el Parque Nacional de Lagunas de Chacahua y que fue el primer acercamiento con la zona, la región y los habitantes.

Esta experiencia llevó al cineasta a la familia Salinas Tello de la comunidad de San Marquitos, pueblo al lado del Parque Nacional de Chacahua y quedó maravillado por su historia y desde ese momento es cuando se tiene el acercamiento a la historia, las crónicas del lugar y de los habitantes.

En entrevista con Notimex, Hernández recordó que tras el ciclón de 1974, el pueblo de Charco Redondo quedó inundado y durante un mes aproximadamente, los habitantes, con nada, más que las ropas mojadas, tuvieron que caminar para asentarse en nuevas tierras que son hoy en día San Marquitos.

"La particularidad es que es una comunidad de habitantes, en su gran mayoría, afrodescendientes, entonces tiene mucho de las costumbres, tradiciones, de la negritud y de la herencia africana en México", sostuvo.

Refirió que en la Colonia, los africanos llegaron a México como esclavos y esa fue la razón por la que la gran mayoría intentó huir.

"Hoy en día han tenido mucho mestizaje porque como se trata de culturas más marginadas, mucho más que los indígenas porque no terminan de reconocerse en su totalidad, ni de censarse en la totalidad, viven un poco en la invisibilidad y con ello en la marginación", explicó.

Sin embargo, han tenido un fuerte arraigo a sus tradiciones y a defender actualmente lo que son los negros en México, o los afroamericanos, que aunque "el pantone de piel a lo mejor no es tán evidente, pero en cuanto a cultura, tradiciones y dependencia sí es muy fuerte, se mantiene aún y ellos tratan de mantenerlo".

Al hablar de esas tradiciones, expuso que una de las más emblemáticas y que revelan su origen africano es la "Danza de los diablos", y es muy notorio en las vestimentas, en las máscaras que se hacen con elementos de animales con pelajes de equinos, dientes de felinos o gatos monteses de la zona.

También hay elementos de rituales, danzas, la música y los instrumentos pues el principal es la tigresa, una especie de calabaza, que con una vara que entra y sale representa al coito y hace un bufido muy particular.

"Son elementos que no pertenecen a ninguna cultura prehispánica y son más cercanas a las culturas africanas, aunque también hay leyendas, mitologías, gastronomía, cosas místicas y de curanderos, y ciertas palabras que no encajan con lo mexicano", aseguró.

Por su parte, el productor, Fernando Delgado, indicó que afortunadamente en México hay distintos fondos que ayudan tanto a la producción tanto de ficción como de documental, "aunque para nosotros fue difícil al principio, sobre todo lograr que alguien confíe en ti".

Señaló que con su proyecto han sido beneficiarios de la beca Ambulante y la Fundación WK Kellogg "y eso nos permitió abrir muchas puertas tanto para Miradas.Doc como para casi consolidar el presupuesto y ya nos falta muy poco para completar el financiamiento".

Junto a "Ciclón de Dolores", participaron en este laboratorio de proyectos que unen a América Latina con África, los documentales "Im very much in love with you", producción mexicana dirigida por el argentino Flavio Lorenzo y el senegalés "Percussions", dirigido por Sara Maurin Kane.

Asimismo, "Sós", de España y dirigido por Nico Martínez Millán y "Sugar Island", de República Dominicana, dirigido por Johanné Gómez Terrero.

El Festival y Mercado Internacional de Cine Documental MiradasDoc se ha convertido en el punto de referencia en el ámbito de la coproducción de documentales afrolatinoamericanos, para que entre otras cosas, cineastas y empresarios de ambos lados del Atlántico puedan entrar en contacto con mayor facilidad.