Debido a las condiciones de cielo nublado en la capital poblana, el eclipse de Luna se observó de manera difusa, señaló Rogelio Cruz Reyes, astrónomo de la BUAP.

En el fenómeno de este miércoles, se conjuntaron una luna llena en el perigeo (en su punto más cercano a la Tierra) y la luna azul, al ser la segunda del mes.

En entrevista telefónica con Notimex, el coordinador de capacitación astronómica del programa del aula universo "Un telescopio para cada escuela" de la Facultad Físico-Matemáticas de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), dijo que en algunos momentos se ocultó por completo la Luna, por las nubes.

"El eclipse ocurrió entre las 03:48 y 07:11 de hoy, en fase de luna llena y además coincide que está en el perigeo, es decir, que se encuentra cercana a la Tierra, por tanto, antes del eclipse se ve más grande y brillante; asimismo, es la segunda luna llena de enero", expuso.

Rogelio Cruz puso como ejemplo que quienes madrugaron para apreciar la Luna, la vieron como la muestran en películas de suspenso o terror, envuelta en nubes y no se ven los detalles de la superficie lunar.

Enfatizó que en todo el mundo, estos eventos tienden a ser confirmatorios de algunas características del satélite, como el confirmar la distancia mínima entre la Tierra y la Luna, y si hay variaciones del perigeo o en su órbita.

Cruz Reyes expuso que al ser un eclipse de Luna, no hay un estudio particular, como es el caso de los eclipses de Sol, al permitir analizar la corona solar, pero como la Luna es la que se oculta, no existen proyectos de investigación.

Lo que se puede estudiar son las mediciones de distancia y, en algunos casos, se verifica el porcentaje de cercanía, indicó.

Enfatizó que la gente debe ver esto como un asunto natural, y no de otra manera, además de que no tiene ningún impacto sobre las personas y en la Tierra.

El especialista de la BUAP enfatizó que un fenómeno con estas cuatro características se verá hasta los próximos 100 años, y este evento no se había visto en un siglo.