Autoridades estatales, en coordinación con fuerzas federales, el Ejército Mexicano y los municipios, incrementarán los operativos de seguridad que realizan en Nuevo León, señaló el gobernador interino, Manuel González Flores.

Lo anterior, dijo, tras el hecho violento registrado el pasado sábado en el municipio de San Nicolás, donde nueve personas fueron asesinadas, y que “afecta el avance que se lleva en seguridad pública”.

"Sí, sí existe una preocupación, sí, sí hay instrucciones para redoblar cateos, patrullajes, detenciones. Sí, estamos preocupados y estamos detrás de todo esto", manifestó.

González Flores expuso que en la mayoría de los delitos del fuero común se mantiene la tendencia a la baja a consecuencia del trabajo coordinado.

"Claro que no se está yendo de control, ninguno de los delitos adicionales a estos que tienen que ver con enfrentamientos de grupos del narcotráfico, sufrió ninguna variación", indicó.

Enfatizó que estos delitos "continuaron su tendencia a la baja en el mes de enero, todos ellos con excepción de este que nos brincó con este enfrentamiento de grupos de la delincuencia organizada, del narcotráfico".

La Procuraduría General de Justicia de Nuevo León (PGJNL) indicó que los dos sujetos detenidos por el asesinato de nueve personas, el sábado anterior en San Nicolás de los Garza, quedaron internados en el penal del Topo Chico, bajo cargos de homicidio calificado y asociación delictuosa.

Resaltó que los hechos se registraron en el domicilio ubicado en calle Raúl Murrieta No. 603, colonia Constituyentes de Querétaro, de San Nicolás de los Garza, Nuevo León, donde se encontró a nueve personas muertas y tres más heridas, todas del sexo masculino, a causa de heridas con arma de fuego.