La flota aérea mexicana en servicio comercial cerró 2017 con 355 aeronaves, cuya antigüedad promedio es de 8.8 años, reportó la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC).

De acuerdo a su reporte, dicha cifra es menor a la registrada en 2016, que fue de 360 aviones, y aun cuando no especifica el motivo de la disminución, cabe mencionar que algunas aerolíneas llevaron a cabo la sustitución de sus equipos durante el año pasado.

No obstante, en los últimos seis años, la flota pasó de 257 a 355 aeronaves, un crecimiento del 38 por ciento, pasando de una antigüedad de 10.3 años a 8.8 años.

En un comunicado, indicó que Volaris y VivaAerobus son las aerolíneas que tienen aviones más jóvenes con una edad promedio de 4.1 y 4.6 años, la primera suma 70 y la segunda 24 unidades, respectivamente, ambas operan Airbus.

Le siguen Interjet con 78 unidades cuya edad es de seis años; Aeroméxico con 73 con edad de 7.3 por ciento; Aeromar con 12 de 8.2 años; Aeroméxico Connect con 59 con una edad promedio de 8.5 años.

Las empresas que utilizan aeronaves de mayor edad que ronda entre los 15 y casi 30 años son Mas Air, TAR, Aero Calafia, Estafeta, Magnicharters y Aerounión.

En el mercado mexicano, el modelo con más unidades es del fabricante europeo Airbus 320 con 129, le siguen el del estadunidense Boeing 737 con 68; el brasileño Embraer 190 con 46; mientras que el ruso Sukhoi Super 100 con 22.

Asimismo, existen 15 aviones B787; 14 del Embraer 145; 13 del Embraer ERJ 170; 11 del A319; 10 del A321; ocho del ATR 42; cuatro del ATR 72; cinco del AB4; cuatro del B767; tres del B777; dos Bombardier -200 y un Embraer 120 ER.

Para este año, se espera que la flota aumente, ya que las principales aerolíneas han anunciado la llegada más aviones, como Interjet que prevé ocho del A321NEO y ocho más Superjet; VivaAerobus adelantó que para 2018, incorporará ocho aviones más a su flota de A320.

Volaris espera el arribo de sus A320Neo y A332Neo y Aeroméxico recibirá sus 787-9 Dreamliner y los primeros B737 MAX.