El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, fue tóxico al hablar en su informe sobre los inmigrantes, mostró su ignorancia y los siguió etiquetando como terroristas y criminales, afirmó hoy la Coalición por los Derechos Humanos de Inmigrantes de Los Ángeles (CHIRLA, por sus siglas en inglés).

“Las palabras del presidente, al referirse a los inmigrantes y la inmigración, fueron tóxicas. Está tan mal informado sobre nuestra comunidad y tan poco dispuesto a dejar de lado el miedo, que alimenta su ignorancia y la supremacía blanca en la administración”, sentenció.

“La retórica del presidente no coincide con la realidad y los inmigrantes son marginados, una y otra vez etiquetados como terroristas y criminales”, expresó Melody Klingenfuss, organizadora de jóvenes en California de CHIRLA.

Klingenfuss asistió al informe sobre el estado de la Nacion en Washington, D.C. como invitada de la líder demócrata Nancy Pelosi.

"Hoy asistí al Estado de la Unión y miré a los ojos al miedo. Si fuera una persona de enfoque, compromiso y voluntad antes de hoy, todo eso palidecería en comparación con lo que los jóvenes inmigrantes y nuestra comunidad avanzaron”, compartió.

“El presidente Trump no ofreció sorpresas, solo más de la peligrosa retórica que ha dividido a nuestra nación y ha enfrentado a una comunidad contra otra”, apuntó.

“Y sus llamados pilares de inmigración que ofreció a cambio de protección para los jóvenes inmigrantes representan una fachada en ruinas para los supremacistas racistas y blancos que le susurran al oído”, anotó.

“Ninguna cantidad de conversaciones dulces convencerán a nuestra comunidad de que su propuesta es seria o merecedora de apoyo”, aseveró.

“Hay mucho trabajo que se puede hacer si nuestro ‘divisor en jefe’ no aviva las llamas tribales. Pero para que esto suceda, necesitaremos seguir movilizando, organizando, obteniendo el voto, educando a nuestra comunidad y alzando nuestra voz para asegurar que el próximo Estado de la Unión refleje nuestros sueños, deseos, contribuciones y demandas", añadió.