El cantante folclórico Jorge Cafrune “El turco” (1937-1978) fue recordado a 40 años de su muerte con un emotivo homenaje en la sexta noche del Festival Nacional de Folclore de Cosquín, en Argentina, en el que participaron su hija Yamila y los cantautores Peteco Carabajal, Joselo Schuap y Doña Jovita (José Luis Serrano), entre otros.

Yamila inició el tributo cantando “Que seas vos”, luego de un texto de Argentino Luna; después subió Marité Berbel y sus hermanos Ayelén y Traful para cantar “Alambrado de veranada”.

José Luis Serrano, en la piel de Doña Jovita, dejó en sus cuentos la moraleja de la noche: “Jorge Cafrune hizo que la palabra llegue a lo profundo del alma. Un viento de pena nos hace pensar que se nos está yendo el monte nativo, y junto con eso se nos van los chicos. Hay que cuidar a las criaturas, que no sean marionetas ni títeres del espantoso negocio que nos destruye el alma”.

Jorge Cafrune nació el 8 de agosto de 1937, producto del matrimonio de José Jorge Cafrune y Matilde Argentina Herrera, quienes tenían ascendencia de inmigrantes de Siria y Libia.

Tuvo su primer guitarra a los 17 años, y junto a músicos locales, comenzó su educación rodeado de gauchos. En 1957 se mudó a Salta, donde cantó en el bar Madrid, poco después formó parte de la agrupación Las Voces del Huayra, señala el portal “buscabiografias.com”.

Su carrera se vio impulsada, por las colaboraciones con otros músicos, así como las grabaciones, que con el tiempo se transformaron en clásicos. Dos años después de su traslado a Salta, tuvo presentaciones en diferentes países, como Brasil, Uruguay y España.

Su voz es tan inconfundible como los acordes que preceden a su canto. Cuerdas estiradas al máximo y “dedos como palas”, así los llamaba su amigo Facundo Cabral; sólo se acompaña con su guitarra, señala un artículo publicado en “elclarin.com”.

En el programa de radio "un alto en la huella" de Miguel Franco, recordó la importancia de los equinos en la vida diaria, y anunció su interés por realizar el viaje rumbo a Yapeyú en homenaje al militar José de San Martín argentino.

En aquella travesía, mientras cabalgaba junto a su amigo Fino Gutiérrez, una camioneta lo impactó a la Altura de Benavidez, lo cual le fracturó 10 costillas y múltiples daños cerebrales, así lo informó el medio Telam.

La misma fuente comentó que la muerte pudo no ser un accidente, ya que días antes en el Festival de Folclore en Cosquín, había cantado la canción “Zamba de mi esperanza”, prohibida por la dictadura militar.

Jorge Cafrune murió a los 40 años de edad, el 1 de febrero de 1978 en el trayecto del hospital Municipal Tigre al Instituto del Tórax de Vicente López.