– Con las modificaciones en materia de publicidad y promoción de los sistemas de ahorro para el retiro, las Afores podrán publicitar y promocionar sus servicios de manera más atractiva para impulsar el ahorro voluntario entre los usuarios.

Así como incluir material educativo previsional enfocado a los ahorradores, criterios de protección al consumidor y que no sea solo de carácter comercial, indicó en un comunicado la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar).

Lo anterior permite el uso de actividades de promoción más atractivas para estimular el interés de la gente en materia de ahorro, por lo que se flexibilizan los criterios regulatorios para el uso de estrategias más agresivas, toda vez que no condicionen el registro o traspaso de los ahorradores.

Indicó que se introdujo el tema de educación previsional, el cual toca temas relevantes de finanzas personales orientadas al retiro, como la administración de finanzas personales, planeación para el retiro, ahorro voluntario, inversión y fondos de inversión.

Además de servicios de las Afore y trámites de operación del Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR); tramites de operación del SAR en Medios digitales y esquemas, y modalidades de pensión.

También se establecieron criterios de protección al consumidor, que garanticen que estos reciban de manera oportuna sus estados de cuenta y la estimación personalizada de pensión, además de evitar retrasos en los trámites que realicen.

Explicó que la única fuente de información competente para emitir publicidad comparativa sobre comisiones y rendimientos es la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro.

Por lo que la publicidad referente a dicho tema deberá ir acompañada de una leyenda que advierta a los ahorradores que al registrarse deberán tomar en consideración el indicador de rendimiento neto (IRN), pues esta es la variable que repercutirá de manera directa en el monto de la pensión.

Asimismo, tendrán que retirar la publicidad obsoleta a partir de la actualización por parte de Consar de las comisiones o el IRN, y toda publicidad comparativa cuya fuente no sea la Consar deberá provenir de una fuente oficial, confiable, verídica y comprobable, además de compararse entre productos similares y períodos iguales.