El artista plástico Luis Nishizawa Flores (1918-2014) será recordado el próximo viernes en el centenario de su natalicio, con una mesa redonda en torno a su vida y obra, que correrá a cargo de las investigadoras Teresa Favela, Alicia Sánchez y Abigail Aranda.

En la sesión, organizada en la Sala Adamo Boari del Palacio de Bellas Artes, Favela y Sánchez, integrantes del Centro Nacional de Investigación, Documentación e Información de Artes Plásticas (Cenidiap) hablarán con la académica Aranda sobre el trabajo y la fusión que Nishizawa logró de las culturas japonesa y mexicana.

Además del homenaje que se hará en esta ciudad, el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) informó que en el primer semestre del año se montará una exposición de su obra en el Centro Cultural Ignacio Ramírez El Nigromante, en San Miguel de Allende, Guanajuato.

De padre japonés y madre mexicana, Luis Nishizawa Flores nació el 2 de febrero de 1918, en la Hacienda de San Mateo en Cuautitlán, Estado de México.

Enriqueció el ámbito plástico mexicano desde diversas disciplinas, pues fue pintor, ceramista, dibujante, vitralista, grabador, muralista, escultor y maestro de numerosas generaciones de artistas.

En 1925 viajó a la Ciudad de México y en 1942 ingresó a la Academia de San Carlos. En 1949, al lado de su maestro José Chávez Morado formó parte del grupo fundador del Taller de Integración Plástica y en 1955 comenzó a impartir clases en la Escuela Nacional de Artes Plásticas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

En 1987 fue galardonado con la condecoración Tesoro Sagrado del Dragón que otorga el emperador de Japón y un año después fue acreedor al Premio Universidad Nacional de la UNAM, en el área de Aportación artística y extensión de la cultura.

En honor a su trayectoria, en 1992 se inauguró el Museo Taller Luis Nishizawa, en el Estado de México. Sus obras se han exhibido en México, Japón, Bulgaria y Estados Unidos, en colecciones públicas y privadas.

A lo largo de su carrera, Nishizawa se adentró también en el realismo, el expresionismo, el surrealismo, el gestualismo, el muralismo, el abstraccionismo y el figurativismo.

El artista plástico falleció el 29 de septiembre de 2014 en la ciudad de Toluca, en el Estado de México.