El presidente francés, Emmanuel Macron, lanzó una señal de advertencia a Turquía por la posibilidad de que el ejército turco “invada” parte de Siria en la que opera un grupo armado kurdo.

En una entrevista con la prensa local, Macron consideró un “verdadero problema” una eventual invasión del ejército turco de una parte del noroeste Siria en la que operan milicias de la etnia kurda.

De acuerdo a medios franceses, la aviación y la artillería de Turquía bombardean desde hace días posiciones del grupo kurdo combatiente PYD, la rama siria de la guerrilla kurda del PKK (Partido de los Trabajadores del Kurdistán), considerado un grupo terrorista por Ankara.

“Si se confirma que este operativo toma otro camino más que una acción para luchar contra un potencial terrorismo que amenaza la frontera turca y que es una operación de invasión, en ese momento nos plantea un problema real”, declaró Macron.

El presidente de Francia llamó a Turquía “a la precaución y a retenerse” en el operativo militar contra los militantes por la independencia del Kurdistán.

Según Macron, Francia expresó “su preocupación desde las primeras horas” de la ofensiva turca en suelo sirio.

El jefe de Estado galo anunció además que platicará sobre la cuestión en los próximos días con el presidente turco Recep Tayyip Erdogan.

“No puede haber seguridad en la zona sin respeto de la soberanía siria contra un enemigo que ya no es el Daech (Estado Islámico)”, concluyó Macron.