La Unión Europea advirtió hoy a Estados Unidos de que no podrá solucionar unilateralmente el conflicto en el Oriente Próximo y pidió que se mantenga la “viabilidad política” para una eventual fundación de un Estado palestino que comparta Jerusalén como capital con Israel.

La jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, reconoció que la cooperación de Estados Unidos es “esencial” para que cualquier estrategia elegida para establecer la paz entre israelíes y palestinos “tenga una posibilidad real de suceso”.

No obstante, pidió que el presidente estadunidense, Donald Trump, tenga en consideración, de cara al plan de paz que el prometió presentar para la región, que “solo será más difícil” de lograr un acuerdo.

“Nada sin Estados Unidos, nada con Estados Unidos solo”, resumió antes de copresidir en Bruselas, junto a la canciller noruega, Ine Marie Eriksen Soreide, una reunión del Grupo Internacional de Donantes para Palestina.

La UE sigue insistiendo en que “la única posibilidad” de establecer una paz duradera en la región es concediendo el estatus de Estado a Palestina, cuya capital sería Jerusalém Este.

Por eso, pidió mantener la “viabilidad política” para ello.

La cita de hoy, de la que participan el primer ministro de la Autoridad Palestina, Rami Hamdallah, y el enviado especial estadunidense para el proceso de paz, Jason Greenblatt, es la primera desde la decisión de Trump de reconocer Jerusalém como capital exclusiva de Israel.

Eriksen Soreide señaló que la reunión era necesaria para restablecer la confianza entre las diferentes partes del conflicto, un primer paso necesario para que acepten volver a la mesa de negociaciones.

La UE aprovechó la ocasión para anunciar una nueva ayuda de 42.5 millones de euros a la Autoridad Palestina, que deberá ser empleada en el refuerzo de las instituciones, de las empresas y de la sociedad civil.

Para la mancomunidad, es importante seguir apoyando los palestinos mientras no se retoman las negociaciones de paz.

“Cuanto más progreso logramos sobre el terreno, mejor podemos prevenir la violencia”, afirmó Mogherini.

El Grupo Internacional de Donantes para Palestina, también conocido como Comité de Enlace Ad Hoc, está formado por 15 miembros, entre ellos la UE, EUA, Naciones Unidas (ONU), el Banco Mundial y el Fondo Internacional Monetario (FMI).

Fundado en 1993, está presidido por Noruega y tiene como misión coordinar las ayudas internacionales para el desarrollo del pueblo palestino.