El Banco Santander obtuvo en 2017 un beneficio atribuido de seis mil 619 millones de euros, un siete por ciento más que en 2016, con su filial en Brasil como la que más aporta a este crecimiento.

En un comunicado, la entidad financiera informó que el año pasado registró tendencias positivas con incrementos de ingresos en ocho de sus 10 principales mercados, y en conjunto en 10 por ciento, de margen de intereses en 10 por ciento y de ingresos por comisión en 14 por ciento.

El balance presenta un cargo extraordinario (plusvalías y saneamientos) de 897 millones de euros, y destacan los costos de integración del Banco Popular al grupo en España, y una revisión del valor de su participación en Santander Consumer en Estados Unidos.

La diversificación de mercados permitió conocer que en los países europeos el banco obtuvo el 52 por ciento del beneficio atribuido y 48 por ciento en América.

Santander Brasil el beneficio creció un 42 por ciento al reportar dos mil 544 millones de euros, con lo que es el área de negocios que más aporta al grupo con un 26 por ciento del total.

El beneficio en Reino Unido fue de mil 498 millones de euros, un nueve por ciento menos que el año pasado, pero es una aportación del 16 por ciento al total del grupo.

El negocio en España creció 46 por ciento sobre 2016 al obtener mil 180 millones de euros, con lo que aporta 15 por ciento del total, y el recién adquirido Banco Popular tuvo pérdidas de 37 millones de euros.

El área de financiamiento al consumo (Santander Consumer Finance) reportó un beneficio de mil 168 millones de euros, un cuatro por ciento más que el 2016 y un 13 por ciento del total del grupo.

En México, el beneficio fue de 710 millones de euros, que es un 13 por ciento más que el año pasado, con lo que aporta un siete por ciento al total del grupo.

Los negocios en Chile representan un seis por ciento del beneficio total del grupo; Portugal un cinco por ciento; Argentina y Estados Unidos aportan cada uno cuatro por ciento; Polonia un tres por ciento y el resto de negocios en América Latina un uno por ciento.