La Bolsa de Valores de Tokio cerró hoy a la baja por sexto día consecutivo, cayendo a mínimos de cuatro semanas, en un comercio agitado, con la mayoría de los sectores en territorio negativo, ante la apreciación del yen frente al dólar estadunidense.

Aunque el índice bursatil Nikkei todavía está al alza de 1.5 por ciento este año, ha caído 4.5 por ciento desde el máximo de 26 años de 24 mil 129.34 alcanzado hace una semana.

La preocupación también creció entre los jugadores del mercado sobre el conflicto político en los Estados Unidos después de que Trump reiteró en su mensaje sobre el Estado de la Unión la construcción de un muro en la frontera con México y el endurecimiento de los controles sobre inmigración.

"El énfasis de Trump en los inmigrantes ilegales podría profundizar conflicto con los demócratas, lo que arroja dudas sobre si el líder estadunidense podrá impulsar sus políticas económicas prometidas", dijo Yutaka Miura, analista de Mizuho Securities Co.

Al cierre de la jornada bursátil, el Nikkei de 225 acciones, principal indicador del mercado de Tokio, retrocedió 193.68 puntos (0.83 por ciento), al ubicarse en 23 mil 098.29 unidades.

En tanto, el segundo indicador, el Topix, que agrupa a los valores de la primera sección, perdió 21.42 puntos (1.15 por ciento), para ubicarse en mil 836.71 unidades.

En China, el referencial CSI300 de las principales acciones que cotizan en los mercados de Shanghai y Shenzhen avanzó 19.80 puntos, un 0.47 por ciento, al ubicarse en cuatro mil 275.90 unidades.

El Shanghai Composite Index registró una baja de 7.18 puntos (0.21 por ciento) para cerrar en tres mil 480.83 unidades.

A su vez, el Shenzhen Component cayó 119.11 puntos (1.06 por ciento) para ubicarse en 11 mil 159.68 unidades, informó la agencia Xinhua.