La petrolera ExxonMobil anunció hoy que planea triplicar la producción en sus operaciones en la Cuenca del Pérmico, en el oeste de Texas y sureste de Nuevo Mexico, y extraer más de 600 mil barriles diarios para 2025, con los incentivos de la recién aprobada reforma fiscal en Estados Unidos.

“Los cambios recientes en la tasa impositiva corporativa de Estados Unidos crean un entorno para mayores inversiones futuras de capital, incluido el plan de ExxonMobil de gastar más de dos mil millones de dólares en infraestructura de transporte para respaldar sus operaciones en la región del Pérmico”, señaló la compañía en un comunicado.

La compañía con sede en Irving, un suburbio de Dallas, Texas, dijo que esperaba que su inversión respaldara empleos a corto y largo plazo, y proporcionara un suministro de bajo costo para las operaciones de manufactura de la compañía.

El aumento de la producción proporcionará un suministro de petróleo y materias primas de bajo costo para ExxonMobil y las operaciones químicas en Baytown, Beaumont y Mt. Belvieu, Texas, y Baton Rouge, Luisiana, precisó la compañía.

En estas instalaciones fabrican productos de alto valor, incluido el polietileno, para satisfacer la creciente demanda de plásticos de alto rendimiento y productos de base de lubricantes sintéticos avanzados.

El anuncio de Exxon se produjo apenas un día después de que la compañía promocionara la reforma fiscal del presidente Donald Trump, al anunciar que expandiría su inversión en Estados Unidos en más de 50 mil millones de dólares durante los próximos cinco años.

"Estas inversiones están respaldadas por las fortalezas únicas de nuestra compañía y mejoradas por la histórica reforma fiscal recientemente promulgada", dijo el gerente general de ExxonMobil, Darren Woods.