La empresa Dell realizó el estudio “Transformación digital, un vistazo hacia el futuro”, que busca medir el impacto que tendrá la tecnología y sobre todo las máquinas en las personas hacia el año 2030.

Expuso que la transformación digital de una empresa no se limita al uso de redes sociales o la adquisición de herramientas, es un cambio integral que hace que se lleve a cabo trabajo conjunto entre hombres y máquinas.

La necesidad de cambiar hace que 45 por ciento de los empresarios que participaron en el estudio considere que su negocio se volverá obsoleto para el año 2030, señaló la empresa en conferencia de prensa.

Entre las proyecciones presentadas por Dell, destaca que 42 por ciento de los consultados considera que para el año 2030 será más difícil desconectarse de la tecnología, pues la relación con las máquinas será más cotidiana debido a que se trata de sistemas con Inteligencia Artificial (IA).

Las tecnologías emergentes que ayudarán a la transformación digital de la vida cotidiana serán la IA, que implica un mejor manejo de la información; la robótica, que supone una mayor interacción entre humanos y máquinas; la realidad virtual y la realidad aumentada, que traerán cambios en los sistemas educativos; el cómputo en la nube y el Internet de las Cosas (IoT), que ayudarán a prevenir accidentes, por ejemplo.

En la presentación del estudio, el director general y VP Comercial de Dell EMC México, Juan Francisco Aguilar, dijo que lo que está cambiando al mundo es el software que compone a las herramientas ante dichas, por lo que la adopción, el manejo apropiado de los programas y de sistemas ayudará a los negocios a transformarse.

“Todo lo que es desarrollo de software es una parte importante del negocio y un ejemplo de esto es que al estar con compañeros fabricantes de autos, ellos no se ven como una empresa de manufactura de autos, ellos dicen que son una empresa de software. Nosotros en Dell, que somos una empresa de hardware, vemos que el software nos está gobernando”, dijo.

De acuerdo con el estudio, 48 por ciento de los participantes cree que al disponer más de tecnología serán mayores las pérdidas en caso de sufrir un ciberataque, lo que pone mayor peso en la necesidad de controlar los sistemas de ciberseguridad y garantizar que las máquinas puedan distinguir entre contenidos.

El estudio reveló que más de 70 por ciento de las empresas establecidas considera a las firmas digitales emergentes como una amenaza en el mercado, lo que indica una mayor competitividad, además de mostrar que el número de empresas invirtiendo en herramientas digitales crecerá de 27 a 78 por ciento en cinco años.

“Los nuevos modelos de negocio que pueden salir dependen de las nuevas herramientas como IA o Realidad Virtual, esto es alimento total para un plan de negocios y son amenazas para las empresas ya establecidas u oportunidades para las empresas ya establecidas. El tiempo no espera a nadie y estamos entrando en una nueva era con nuevas oportunidades en el horizonte”, señaló el directivo.

Para conseguir una pronta transformación digital, las empresas tienen que considerar que las inversiones en tecnología son cruciales en los próximos cinco años, y que uno de los obstáculos principales a vencer en este proceso de cambio está en la falta de visión.

Lo anterior, porque 61 por ciento de los empresarios participantes considera que carece de una visión estratégica digital para transformarse de manera exitosa.

El tiempo para la transformación digital es ahora, ya que está sucediendo en estos momentos y aquellos que no se adapten a los cambios verán caer sus negocios con relativa facilidad, advirtió la empresa.