Una niña de ocho meses de edad se encuentra en condición crítica debido a las graves heridas que sufrió al haber sido víctima de agresión sexual por un supuesto primo de 28 años en su casa en el área de Shakur Basti, en el noroeste de Nueva Delhi, capital de India.

La menor fue sometida a una operación quirúrgica y su estado es crítico, confirmó un alto oficial de la policía india al dar cuenta de la violación contra la bebé y aseguró que el agresor ya fue arrestado.

En la comisaría de policía de Netaji Subhash Place, se registró el caso bajo las secciones pertinentes de la Ley de Prevención de Menores de Delitos Sexuales (POCOS, por sus siglas en inglés) y del Código Penal Indio, dijo Aslam Khan, comisionado adjunto de policía (noroeste).

Una fuente policial asociada con la investigación refirió que el pasado domingo por la noche, la madre de la niña regresó a casa después del trabajo y encontró a su hija sangrando.

El padre de la pequeña es un trabajador mientras que su madre trabaja como ayuda doméstica en las colonias residenciales cercanas. La pareja vive con sus dos hijas en el primer piso de su casa y la planta baja está ocupada por otros miembros de la familia, explicó.

El día de la agresión, los padres de la niña se fueron a trabajar dejando a sus dos hijas con otros miembros de la familia. Las menores estaban con su tía y el acusado llevó a la bebé a otra parte del inmueble con el pretexto de jugar con ella, mientras que la otra chica se quedó con su tía, relató.

“Presuntamente agredió sexualmente a la niña pequeña. Cuando la niña quedó inconsciente y comenzó a sangrar, se asustó y huyó”, dijo el oficial y continuó “al regresar a casa, la madre de las niñas encontró al bebé inconsciente y sangrando, por lo que alertó a su esposo y a otros miembros de la familia”.

La niña lesionada fue llevada a un hospital cercano para recibir tratamiento y allí las autoridades médicas informaron a la policía local sobre el caso.

Durante la investigación, el papel del primo fue analizado porque fue visto por última vez con la menor y desapareció desde entonces, pero la policía lo localizó y lo arrestó a la mañana siguiente.

“Interrogamos al primo. Él ha confesado el crimen. El acusado no está casado”, indicó el oficial, citado en reportes del periódico local The Hindustán Times.

El debate sobre la violencia sexual en India ha crecido desde la violación en grupo contra una estudiante femenina en 2012. Sin embargo, este angustioso caso de agresión contra un infante ha conmocionado al país, ya que sólo es una bebé y el alcance de sus heridas a horrorizado a muchos.

Las estadísticas, compiladas por el gobierno, muestran que tales crímenes son muy frecuentes y su número aumenta rápidamente.

Según los últimos datos de la Oficina Nacional de Registros del Crimen, en 2016 se registraron 19 mil 765 casos de violación infantil en India, un aumento del 82 por ciento desde 2015, cuando se registraron 10 mil 854 casos.