El presidente Enrique Peña Nieto enviará al Senado de la República una iniciativa de reformas que busca fortalecer la condiciones retiro de los integrantes del Servicio Exterior Mexicano, informó el canciller Luis Videgaray Caso.

Durante su participación en la Reunión Plenaria de Senadores del PRI y PVEM, dijo, que esta reforma a la Ley del Servicio Exterior Mexicano y a otra legislación, busca fortalecer y reconocer la labor de quienes trabajan en la red consular mexicana.

Argumento que la diplomacia es una carrera singular, una vida que por definición los lleva de un país a otro y cada tres o cuatro años tienen que cambiar de país o ciudad para rehacer su vida y sólo pueden trabajar para un patrón que es la Secretaría de Relaciones Exteriores por lo que se requiere un mayor respaldo y reciprocidad del Estado mexicano.

Recordó que el año pasado la cancillería realizó concurso histórico de ascensos que beneficio a funcionarios que tenían hasta una década esperando un reconocimiento, una rotación de cargos.

Videgaray Caso, dijo que existe un elemento injusto de las condiciones de los diplomáticos mexicanos en sus condiciones de retiro tras estregar su vida a México, “hoy se retiran en condiciones que no son dignas”.

“El Presidente nos ha instruido una serie de reformas a la Ley del Servicio Exterior Mexicano y otras normas”, dijo el funcionario quien aclaró que estos beneficios no sólo serían para embajadores y cónsules, sino a otros funcionarios que laboran en la red consular.

Asimismo adelantó que se enviará al Senado por parte del Ejecutivo Federal un paquete de nombramientos de embajadores “muy pequeño” para cubrir las vacantes que están pendientes por temas de retiro.

El canciller refirió el tema del Tratado del Libre Comercio para América del Norte (TLCAN) y expuso que se trata de un escenario inétido y lo enfrentamos a partir de nuestros principios y convicciones.

“No estamos negociando el TLCAN a través de redes sociales sino un proceso profesional. Ya estamos en la sexta ronda, con avances, pero sin duda se está encauzando con elementos objetivos, para que sea una negociación buena para todas las partes”.

Reconoció que como todo proceso de negociación en marcha existe incertidumbre por los tiempos, pero “pase lo que pase México es más grande que el TLCAN” y si el resultado no es el deseado no significa que no seguiremos haciendo negocios con Estados Unidos.

El titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores se refirió ante los senadores del PRI y PVEM a la situación en Venezuela que calificó de “grave” ya que ha observado un deterioro en la vigencia de la democracia como forma de gobierno.

“Por eso decidimos retirarnos. Hoy no observamos seriedad en la mesa de negociación”, apuntó Videgaray y anunció que México seguirá trabajando en todas las trincheras diplomáticas frente a la gravísima crisis que vive en ese país sudamericano y consideró que la responsabilidad política de esa crisis es del presidente Nicolás Maduro.

“Nuestra obligación es no permanecer indiferentes” dijo el funcionario quien lamentó la reciente convocatoria unilateral del gobierno de Nicolás Maduro a elecciones en el mes de mayo, al margen de la mesa de negociaciones donde participaban diversos países, entre ellos México, donde este era uno de los tema a definir.

Reiteró la postura del Gobierno de México por un retorno a la democracia en Venezuela y recordó que están comprometidos a una solución pacífica y política, que se resuelva por los venezolanos, ya que ello no le corresponde a ningún país extranjero.