El Instituto Nacional para la Educación de los Adultos (INEA) recibió un donativo en especie de la empresa canadiense TransCanadá México, con lo cual fortalecerán la alfabetización en zonas alejadas del país.

En un video que difundieron por Internet, Lorena Patterson, directora de Relaciones Interinstitucionales de la empresa canadiense dedicada a la construcción, afirmó que serán aliados del INEA, con el fin de proporcionar un mejor porvenir a jóvenes y adultos que tomen la decisión de iniciar o concluir estudios.

Dijo que TransCanadá tiene en México más de 65 años que participa en la construcción de gaseoductos en zonas de difícil acceso, por lo que tiene un compromiso humano con las comunidades menos favorecidas.

Es por ello que la donación que realizó al INEA en especie consiste tres plazas comunitarias móviles, que son únicas en su tipo, las cuales cuentan con equipo y tecnología de punta que permitirá ampliar la cobertura en zonas alejadas que no cuentan con sistema de internet.

Además, donó ocho unidades digitales de aprendizaje móvil, que son unas mochilas rígidas, integradas por tabletas digitales, una computadora, un punto de acceso de colaboración y descarga de módulos; proyector con bocina y pantalla, un banco de energía y celda solar de 100 watts, entre otros equipos tecnológicos y mobiliario educativo, así como equipamiento y reequipamiento en plazas comunitarias.

Lo anterior será para atender la ruta que han determinado como Tula-Villa de Virreyes. Se planteó que otra ruta, Tula-Tuxpan, recibirá tres plazas comunitarias móviles y 10 unidades móviles de aprendizaje.

De esta manera, el INEA y TransCandá ayudarán permanentemente a transformar con educación y tecnología la vida de miles de mexicanos, al brindarles oportunidades de desarrollo, tanto en lo laboral como en lo personal, y permitirán al instituto continuar con su trabajo bajo los principios de equidad e inclusión, que son ejes primordiales de la reforma educativa.