El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, afirmó hoy que su par colombiano, Juan Manuel Santos, tiene una obsesión fatal con la revolución bolivariana y advirtió que intenta generar un conflicto en la frontera binacional mediante un falso positivo.

Maduro dijo que Santos odia a Venezuela y “me tiene envidia, porque yo bailo la pollera colorá y lo bailo (bien)”.

En una reunión con su gabinete en la casa de Gobierno, Maduro denunció que Santos ordenó detener barcos y camiones que venían a Venezuela con equipos para hacer diálisis a enfermos.

“Y lo hizo porque Santos odia a Venezuela, Santos me tiene envidia a mí, además no sabe bailar, me tiene envida porque yo bailo la pollera colorá y la bailo. ¿Qué va a saber bailar un patiquín?” (catrín), bromeó.

Agregó que Santos se reunió el 18 de enero en el palacio de Gobierno de Nariño con el opositor venezolano Julio Borges.

Señaló que Santos mostró una lista de acciones para supuestamente aplicar contra Venezuela, para “hacernos daño económico, financiero y comercial y suspender la compra de cualquier medicina que Venezuela esté comprando”.

“Además, para crear un falso positivo y crear un conflicto. (Santos) está obsesionado con la revolución bolivariana, con Venezuela, es una obsesión fatal como la película… Es la misma obsesión que tuvo (Francisco) Santander contra Simón Bolívar, es la misma que está en los huesos de la élite racista que ha gobernado Bogotá por dos siglos”, afirmó.

Maduro afirmó que en el gobierno colombiano hay personalidades que están en contra de lo que está haciendo Santos con Venezuela, lo que ha dañado las relaciones binacionales.

“Santos está loco, se le sale la baba del odio, de la rabia porque la revolución bolivariana lo que ha hecho en 2017 y ahora en 2018 es avanzar. Llevamos la fuerza del libertador Simón Bolívar, que es una fuerza inmortal, indestructible, para que lo sepa señor Santos”, aseveró.