El último periodo ordinario de sesiones de la LXIII Legislatura será de agenda política, y el Senado de la República será la caja de resonancia donde se construya un resultado en la jornada electoral que beneficie a la sociedad y transforme al país, sostuvo el senador Miguel Barbosa Huerta.

En el marco de la inauguración de la reunión plenaria del Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo, el vicecoordinador político comentó que tal parece que para muchos que en el Senado las cosas ya concluyeron.

“Pero nunca es así, siempre hay trabajo legislativo que desahogar y en esta coyuntura histórica habrá que dar una posición muy firme, muy fuerte desde este grupo parlamentario”, dijo.

Señaló que en el periodo ordinario que está por iniciar se abordará el tema del fiscal general y la Ley de Obras Públicas, que forma parte de la agenda pendiente de combate a la corrupción.

Miguel Barbosa apuntó que el periodo ordinario terminará el 30 de abril y empezará el receso en mayo y junio, los meses centrales de las campañas; “así es que el desempeño que se haga desde la Comisión Permanente también va a ser de enorme relevancia para el resultado electoral”.