La Estrategia Nacional de Inclusión ha dado resultados tras su puesta en operación, debido a que todas las carencias que afectan a la población más vulnerable del país se han reducido, aseguró  el vocero de la Presidencia de la República, Eduardo Sánchez.

"De esto da testimonio el Coneval. Hoy el número de personas en rezago educativo es menor: pasó de casi 33 por ciento al inicio de esta administración a 26.3; de igual manera menos personas carecen de servicio de salud, indicador que disminuyó de 26 a 9.0 por ciento, mientras que la carencia por acceso a la alimentación se redujo de 39 a 27 por ciento", precisó.

En conferencia de prensa para dar a conocer los avances y logros del Programa Prospera, implementado por la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), detalló que en lo que va de la actual administración, cinco millones de personas dejaron de vivir en pobreza y 2.2 millones de mexicanos ya no están en la pobreza extrema.

"Estos logros nos acercan más a una meta: conformar una sociedad más equitativa que brinde oportunidades para todos. Gobierno, iniciativa privada y academia tenemos clara la ruta para seguir reduciendo la brecha de la desigualdad, a fin que cada mexicano, sin importar su origen, tenga la oportunidad de escribir su propia historia de éxito, estos datos dan testimonio de que este es un gobierno que cumple", aseveró.

Subrayó que con esta Estrategia, varias dependencias del gobierno en coordinacion con autoridades locales, academia, iniciativa privada y organizaciones de la sociedad civil se han logrado importantes avances para que cada vez sean menos los mexicanos que carecen de servicios de salud, educación, alimentación o vida digna.

De acuerdo con la medición que hace el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), en lo que va de la presente administración  "millones de personas dejaron de vivir en la pobreza y 2.2 millones dejaron la pobreza extrema”.

Sánchez Hernández afirmó que estos logros “nos acercan más a una meta: conformar una sociedad más equitativa que brinde oportunidades para todos”.

“Gobierno, iniciativa privada y academia tenemos clara la ruta para seguir reduciendo la brecha de la desigualdad, a fin de que cada mexicanos, sin importar su origen, tenga la oportunidad de escribir su propia historial de éxito”, concluyó.