La Secretaría de Protección Civil en el estado informó que debido a la entrada de humedad del Océano Pacífico, en interacción con el frente frío número 25, Guerrero registra lluvias aisladas, fuertes rachas de viento y temperatura de ocho grados en municipios de la zona norte y centro del estado.

La dependencia estatal informó, a través de un comunicado, que para las próximas horas se prevé que continúe el ambiente frío en gran parte del territorio estatal, por lo que se recomienda a la población mantener medidas de prevención.

Debido a los cambios bruscos de temperatura, indicó que deben cuidarse sobre todo a niños y personas adultas mayores, quienes son los más vulnerables a las enfermedades respiratorias en época de frío.

De acuerdo con el pronóstico meteorológico para este día, en Guerrero se esperan condiciones de cielo nublado con la probabilidad de lluvias dispersas de uno a cinco milímetros, ambiente frío y rachas de viento superiores a los 50 kilómetros por hora.

Los máximos valores de temperatura oscilarán entre los 30 y 36 grados centígrados, sobre todo en los municipios costeros y en la región de la tierra caliente.

La temperatura más alta se registro en el municipio de Pungarabato con 36 grados y la más baja fue en el municipio de Heliodoro Castillo con ocho y nueve grados en Taxco y en Buena Vista de Cuéllar con 10 grados.

La masa de aire que impulsa al frente frío número 25, favorecerá también con un ligero descenso en los valores de temperatura sobre las regiones centro, montaña, norte y tierra caliente en el transcurso de la noche e inicios de la mañana, así como vientos moderados y ocasionalmente fuertes.

La Secretaría de Protección Civil sugirió utilizar ropa gruesa y evitar salir a la intemperie, cubrir boca y nariz en lugares fríos, evitar el uso de anafres o fogatas en lugares cerrados.

También tomar abundantes líquidos ricos en vitaminas A y C, lavarse las manos constantemente y acudir al médico ante cualquier síntoma de enfermedad respiratoria.

Asimismo, permanecer atentos a la información meteorológica, atender las indicaciones de las autoridades de Protección Civil y reportar cualquier incidencia al número de emergencias 911.