La coalición árabe que busca regresar la calma a Yemen pidió hoy un alto al fuego inmediato en la sureña ciudad de Aden, nuevo frente de la guerra, luego de que separatistas rodearon el palacio presidencial en medio de intensos combates con las fuerzas gubernamentales.

"La coalición renueva su llamado a todas las partes del conflicto en Aden para que cesen inmediatamente el fuego y pongan fin a todas las formas de conflicto armado", indicó la coalición encabezada por Arabia Saudita.

En una declaración, difundida por la Agencia de Prensa Saudita (SPA), la coalición afirmó que tomará todas las medidas necesarias para restablecer la seguridad y la estabilidad en Aden, donde más de 36 personas han muerto y 185 han resultado heridas en los últimos días.

Desde el domingo pasado, la ciudad de Aden es escenario de feroces enfrentamientos entre tropas gubernamentales y las fuerzas separatistas del llamado Consejo de Transición del Sur (STC, por sus siglas en inglés), hasta hace unos días su aliando en la guerra contra los rebeldes Houthi.

La República de Yemen ha permanecido sumida en el caos desde septiembre de 2014, cuando las tropas rebeldes Houthi tomaron el control de la sede del gobierno, el aeropuerto, escuelas y varios edificios públicos de Saná, obligando al presidente Abd-Rabbuh Mansour Hadi a huir y refugiarse en Aden.

Desde marzo de 2015, Arabia Saudita y otros países árabes llevan a cabo ataques aéreos contra objetivos de la milicia rebelde Houthi, que controla amplias zonas de Yemen, en un intento de devolver el poder al presidente Hadi y regresar la calma al país.

El nuevo frente de guerra estalló las primeras horas del domingo, luego de separatistas de STC, que están respaldados por los Emiratos Árabes Unidos (EUA), tomaron varias oficinas públicas del gobierno yemenita, el único reconocido por la comunidad internacional. 

En su declaración, la coalición árabe indicó que lamentaba que las dos partes del conflicto en Aden no respondieran a sus anteriores llamados a la moderación y la calma, emitidas el fin de semana pasada, poco después del inicio de los combates.

La coalición ha monitoreado lamentablemente en los últimos dos días la falta de respuesta de las partes a los pedidos de calma y moderación, destacó el comunicado en referencia a los duros combates que se registran en varios distritos de Aden.

"La coalición pide a los yemenitas que se centren en los objetivos principales, en particular la restauración del gobierno legítimo, la protección del estado y la restauración de la seguridad y la estabilidad", apunto, según un reporte del diario yemenita The National en línea.

El llamado de los aliados árabes se dio en momentos en que las fuerzas separatistas rodeaban este martes el palacio presidencial en la capital interina del gobierno de Hadi e impusieron un bloqueo alrededor del campamento de la Cuarta Brigada del Ejército en el distrito de Dar Saad, en el norte de Aden.

Un funcionario yemení afirmó este martes que las fuerzas separatistas, respaldadas por los Emiratos Árabes Unidos (EAU), tomaron el control de una base militar clave de la ciudad, luego de que un avión de combate emiratí bombardeó las instalaciones.

"Las fuerzas de STC han golpeado intensamente el campamento y detonaron el depósito de armas dentro", denunció Abdullah al-Shaabi, un comandante progubernamental, en declaraciones a la televisión árabe Al Yazira.

La toma del campamento es hasta ahora el mayor logro que han conseguido los separatistas en su lucha contra las fuerzas gubernamentales en Aden, donde la tensión va en aumento, según el testimonio de varios residentes, que están atrapados en medio de los combates.

Videos publicados este martes en las redes sociales mostraban espesas columnas de humo negro que se elevaban en el norteño distrito de Dar Saad y otras partes de Aden, principalmente en las inmediaciones del Palacio Al-Mashaiq, donde reside el gobierno de Hadi.