Para conmemorar el natalicio número 100 del fallecido actor Luis Aguilar, famoso durante la Época de Oro del cine mexicano, se proyectó la película “Primero soy mexicano” (1950) y se dio el claquetazo oficial por el inicio del rodaje de su documental biográfico.

Esto, con la finalidad de hacer homenaje a la memoria a una de las estrellas más icónicas dentro de la cinematografía mexicana.

En entrevista con Notimex, el hijo del también cantante, Luis Aguilar Doblado señaló estar emocionado por disfrutar en familia de este largometraje, que es uno de los consentidos de la audiencia, gracias a la actuación de Joaquín Pardavé, que lo convierte en "una cosa increíble”.

Señaló que su padre todavía sigue llenando salas, por lo que le da gusto que el cine en México tenga taquilla y que las familias se puedan juntar para disfrutar de la pantalla grande.

Los filmes de la Época de Oro tenía la finalidad de reunir a la familia “las puede ver cualquiera, desde un niño, hasta una abuelita y lleva un mensaje con valores universales y qué gusto que con esto sea un pretexto para retomar todas esas grandes historias, que hicieron cientos de actores”.

Por su parte, Sabino Alva, director del citado documental, platicó que este esfuerzo se viene trabajando desde hace un año con varios profesionales en la materia.

“No queríamos dejar pasar la fecha específica, puntual del aniversario, para mí era sumamente importante generar un discurso, yo estoy agradecido y me siento privilegiado de generar este proyecto, en nombre del cine mexicano”, aseveró.

Dijo que a lo largo del año estarán compartiendo diversos eventos que han logrado, como el boleto de Lotería Nacional con la imagen de Luis Aguilar “El Gallo Giro”, lo cual le llena de orgullo.

El cineasta informó que ya arrancó formalmente la producción del documental de este personaje, quien, subrayó, tuvo una de las carreras más longevas y “verdaderamente sobresalientes de esta industria, él como persona trascendió entre todas las personas que lo conocieron”.

Platicó que ha encontrado historias bellas con testimonios emocionales, que conlleva a la evolución de la película en la que trabaja.

“Creemos que cada vez conocemos mejor a Aguilar y para nosotros es importante levantar la voz y decir que el cine mexicano está lejos de estar muerto, cada esfuerzo vale la pena, es necesario que haya pantallas de exhibición para que los trabajos se puedan ver”, concluyó.