El investigador del Instituto de Ingeniería de la Universidad Autónoma de México (UNAM), Humberto Marengo Mogollón, dijo que se requiere construir la presa hidroeléctrica La Parota para dar agua potable a todo el puerto, controlar el río Papagayo y evitar futuras inundaciones por fenómenos meteorológicos.

Investigadores, académicos y fundadores de la Asociación Mexicana de Hidráulica (AMH) se reunieron en Acapulco, donde establecieron su programa de actividades 2018 vinculando un poco con lo académico, ingeniería y a las nuevas necesidades de servicios hidráulicos del país y del estado.

Ante el presidente del organismo, Víctor Bourguett Ortíz y el vicepresidente de está asociación y director de la Comisión de Agua Potable Alcantarillado y Saneamiento del Estado de Guerrero (CAPASEG), Arturo Palma Carro, el investigador Humberto Marengo Mogollón advirtió que, si no se construye la presa La Parota, “Acapulco no va tener ni la regulación de agua ni el crecimiento que el puerto necesita”.

Recordó que estuvo trabajando también en la Comisión Federal de Electricidad (CFE) hace 35 años y en su momento le tocó conceder que el proyecto de la presa hidroeléctrica La Parota con el tiempo desde el punto de vista social se decidió no construirse.

“Hoy en día el estatuto de la Parota es que no se va a construir el proyecto, pero yo me atrevería a decirle como ex presidente de la AMH y como un individuo preocupado por su país que si no se construye el proyecto de la Parota, Acapulco no va tener ni la regulación de agua ni el crecimiento que el puerto necesita”, precisó.

Marengo Morollón insistió que se requiere la presa La Parota para controlar el río Papagayo y para que crezca con seguridad y no se tenga las inundaciones tan fuertes y graves que se presentó durante la tormenta Ingrid y Manuel que se dio en el 2013.

Advirtió que lamentablemente este tipo de fenómenos, como el de Ingrid y Manuel, se vuelven a presentar y ya se había dado un caso de inundación en 1967 y se repitió en el 2013.

Dijo que se requiere para controlar y dar agua potable a toda la zona de Acapulco, un proyecto como La Parota para que el puerto siga creciendo.

Confió en que este proyecto llegue a un consenso social porque va a permitir a combatir la sequías y a generar más energía.

“Tiene muchas bondades mostrándole que se necesita y como se necesitan hacer las cosas y yo estoy convencido que en un momento dado es un proyecto que se tiene que hacer para desarrollo de Guerrero y de México y sobre todo guardar el agua para cuando vengan la época de sequía y se tenga para tener alimentos y poder tener agua potable”, aseguró.

Dijo que cuando se anunció el proyecto de la presa hidroeléctrica La Parota, la inversión era entre mil 100 a mil 200 millones de dólares y de acuerdo a la inflación no ha subido mucho su costo.

Pero refirió que la cantidad de energía que produce la Parota, permitirá al puerto de Acapulco abastecerse por muchos años, sin necesidad de tener que estar importando energía de otros lados.

Asimismo la presa permitirá además de controlar el río Papagayo, permitirá un desarrollo urbano ordenado y controlado donde se tendrá que hacer obras hidráulicas necesarias para proteger a la gente de inundaciones.

“No digo que se vayan evitar totalmente los huracanes, pero se tendrá que hacer las obras hidráulicas necesarias para proteger a la gente y esa protección le da plusvalía y permitirá crecer no sólo la zona diamante, sino Renacimiento y otras colonias de mayor necesidad, y se evitará las grandes inundaciones que se tuvieron en el 2013”, dijo.

A su vez, en el Presidente de la AMH, Víctor Bourguett Ortiz, explicó que se pretende vincular a la Asociación Mexicana Hidráulica con instituciones, la academia y la sociedad a efecto de generar desarrollo y progreso a través de la mejoría en los servicios elementales como el agua potable y el saneamiento.

En la agenda se establecieron la propuesta de importantes temas como prevención de fenómenos extremos y la discusión de proyectos que consideran fundamentales como la construcción de acueductos y presas, como la presa “La Parota” en Acapulco.

Por su parte, el director de la CAPASEG, Arturo Palma, dijo que hay interés del gobierno del estado llevar los servicios básicos a municipios pobres y comunidades de alta marginación de Guerrero, lo que ha permitido incrementar la cobertura de agua potable y drenaje en esta entidad suriana al 86 por ciento y con ello avanzar significativamente de acuerdo con el CONEVAL.