La Agencia Espacial Europea (AEE) recomendó saltar de manera intensiva como el mejor método de fortalecimiento de huesos, músculos y corazón, lo cual incluye a las personas mayores y los sedentarios.

Se trata de la conclusión de estudios que realizó la agencia a fin de determinar la clase de actividad que mejor podría mantener la masa ósea y la muscular.

El interés nació de las afectaciones que la falta de gravedad tiene sobre músculos y huesos de los astronautas, en particular de sus extremidades inferiores.

Es una situación que los astronautas comparten con las personas de edad y los pacientes en cama, pues en ambos casos se reduce su calidad de vida y aumenta la probabilidad de sufrir pérdida de autonomía así como caídas y fracturas.

La AEE sometió a 23 voluntarios a 60 días de reposo absoluto en cama para estudiar la reacción de sus cuerpos. Pero la mitad de los participantes saltó para contrarrestar la ausencia de fuerzas gravitatorias.

El ejercicio de alta intensidad para mantener la masa ósea y muscular era saltar, explicó Andreas Kramer, de la Universidad de Constanza, en Alemania.

Saltar no demanda mucho tiempo, fortalece los músculos de las piernas y hacerlo a intervalos beneficia al sistema cardiovascular.

La rutina de salto fue de apenas tres minutos al día, cinco días a la semana, pero sin levantarse de sus camas, en posición horizontal, unas 70 veces cada ocasión.

Cintas especiales sujetaban a los participantes a la base de la cama, como si fuera la gravedad, y se constató que se conservó la masa ósea, la fuerza muscular y la captación máxima de oxígeno durante los dos meses del experimento.

Duplicar el consumo de calcio, cambiar la nutrición o entrenamiento por vibración, opciones ensayadas anteriomente, tuvieron bastante menos eficacia que saltar.

De esta manera se apoyó de manera indirecta la idea de que ejercicios de alto impacto como correr o saltar, son clave para huesos sanos

Los científicos de la AEE destacan que saltar puede realizarse en cualquier lugar del planeta, sin necesidad de aparatos y con poco tiempo.

Ahora estudian la adaptación de ese entrenamiento a personas mayores en riesgo de padecer osteoporósis.