La Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL) redujo en 30 por ciento el consumo de energía en sus diversos espacios educativos, en un lapso de cinco años, a través de una serie de acciones y programas.

El director de Infraestructura para la Sustentabilidad de la UANL, Félix González Estrada, señaló que uno de los programas implementados por la institución es el relacionado con el consumo de energía en los diversos espacios educativos, científicos, tecnológicos, culturales y deportivos.

Manifestó que en el marco del Día Mundial de la Educación Ambiental, la institución ratifica su compromiso de formar ciudadanos comprometidos con su entorno e impulsar acciones para el manejo y uso eficiente de los recursos.

En este marco, destacó que en cinco años se logró reducir en casi un 30 por ciento el consumo de energía en las instalaciones de la universidad.

Refirió que la primera medición sobre el ahorro de energía fue en 2011, en el cual se tuvo un resultado de 313 kilogramos de dióxido de carbono por estudiante.

Para el último informe, dijo, se redujo a 226, “es decir, una diferencia de 87 kilogramos de CO2”.

González Estrada calificó como prioritario, para la UANL genere consciencia y eduque a su comunidad sobre el tema, al subrayar que estas acciones han sido la clave para reducir sus índices de consumo de energía en los últimos años.

Desde apagar el foco cuando hay luz natural o mantener el aula cerrada si el aire acondicionado está encendido, son solo algunas de las medidas que han contribuido para que el consumo disminuya hasta en un 30 por ciento en los últimos cinco años, expuso.

Consideró que “podemos bajar más, pero la tendencia no podrá ser al cero; va a haber un mínimo. Pienso en que podemos llegar a más, pero depende de muchos factores, como que cada año ingresan más alumnos a la Universidad”.