Alejandra Montes de Oca Daniel, de 36 años de edad, fue sentenciada a 33 años y nueve meses de prisión por el delito de trata de personas, entre ellas una menor de edad, informó la Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM). 

Esta es la primera sentencia condenatoria que consigue por este delito en la modalidad de beneficio de una o más personas través de la prostitución ajena, y basando en el Código Nacional de Procedimientos Penales.

Los hechos por lo que fue condenada esta mujer ocurrieron en el mes de mayo de 2016, cuando se ubicó a tres jóvenes, entre ellas una menor de edad, quienes ofrecían sus servicios sexuales en las inmediaciones de la terminal de autobuses de Toluca, de la colonia Valle Verde.

En ese sitio, Alejandra Montes de Oca les advirtió que ella era dueña de ese lugar y con un arma punzocortante que puso a una de ellas en el cuello, las amenazó y exigió el pago a cada una de ellas de 500 pesos por día, para dejarlas trabajar.

La información recabada por la fiscalía precisó que a partir de esa fecha, las víctimas entregaban el dinero a la mujer y cuando no tenían para el pago, las maltrataba, situación que culminó en agosto de ese mismo año, cuando fue detenida debido a una denuncia de explotación sexual.

Por ese delito se inició una carpeta de investigación y elementos de la entonces Procuraduría General de Justicia del Estado de México la detuvieron y pusieron a disposición de la autoridad judicial que le dictó la sentencia.

Además de la pena privativa de libertad, la procesada deberá pagar una multa de un millón 698 mil 80 pesos, y 73 mil 40 pesos por reparación del daño, además de que sus derechos civiles y políticos quedaron suspendidos.