Secretario de Salud de EUA trabajará para bajar precios de medicamentos

El nuevo Secretario de Salud, Alex Azar, asumió hoy el cargo con la instrucción del presidente Donald Trump de atacar la crisis de los opiaceos y reducir los precios de las medicinas de prescripción...

El nuevo Secretario de Salud, Alex Azar, asumió hoy el cargo con la instrucción del presidente Donald Trump de atacar la crisis de los opiaceos y reducir los precios de las medicinas de prescripción, alegando que hay trato desigual para Estados Unidos por parte de las farmacéuticas.

“Tenemos que bajar los precios de los medicamentos recetados y desentrañar la enredada red de intereses especiales que están impulsando los precios de los medicamentos, realmente lastimando a los pacientes. Y vamos a hacer eso. Eso va a ser tan importante”, dijo el mandatario.

Antes de que Azar rindiera su juramento ante el vicepresidente Mike Pence, el mandatario acusó que Estados Unidos recibe un trato desigual, pero ignorando el hecho de que las mismas farmacéuticas estadunidenses han estado también detrás de estas alzas.

Una de ellas fue la compañía Eli Lilly, que al igual que otras farmacéuticas extranjeras incrementaron en un 300 por ciento el precio de la insulina durante un periodo de diez años, pese a que los componentes de esa medicina no han cambiado.

Esta alza tuvo lugar durante los años que Azar sirvió en Eli Lilly como vicepresidente de asuntos corporativos hasta enero de 2017, por lo que su nominación al cargo fue objeto de críticas en el Congreso.

“Miras a otros países, ellos pagan una fracción por el mismo medicamento. La misma píldora en una caja idéntica de la misma fábrica nos cuesta mucho más, muchas veces más que en otros países”, lamentó el mandatario.

Trump dijo que “nadie conoce ese proceso mejor que Alex y vamos a hacerlo, porque es muy injusto para nuestro país. Alex, sé que no hay nadie más capaz, calificado y comprometido que tú para superar estos desafíos increíbles. Muy importante”, dijo.

El mandatario indicó que Azar continuará implementando además los cambios administrativos y normativos necesarios para garantizar que los estadunidenses reciban una atención médica asequible y de alta calidad.

Destacó en particular los esfuerzos de su gobierno para confrontar la emergencia nacional derivada de la crisis de los opiaceos por un incremento en la adicción, que ha resultado en un aumento en el número de muertes por sobredosis.

Adelantó que su gobierno será “muy duro” con las compañías farmacéuticas y los médicos, al referir que algunas personas sometidas a operaciones menores en un hospital, reciben prescripciones de medicinas a base de opiaceos “y son adictos a las drogas después de un corto período de tiempo”.