Un movimiento de tres mil mujeres lanzaron hoy en España el grupo La Caja de Pandora contra el acoso sexual y los abusos de poder machistas en el mundo del arte y para brindar apoyo a las víctimas de este tipo de casos.

En un acto realizado en la escalinata del Museo Reina Sofía de Madrid, una representación del también conocido como #Me Too (Yo también) español, se dio a conocer el apoyo a un primer caso de denuncia y la exigencia a las autoridades de tomar medidas.

El grupo se constituyó en julio de 2017, como plataforma de apoyo a la denuncia por abuso sexual que la artista Carmen Tomé interpuso contra quien era su tutor en una beca, Javier Duero.

“Estamos aquí para abrir La Caja de Pandora públicamente y mostrar nuestro apoyo a Carmen Tomé y a todas las Carmen Tomé que ha habido y que desgraciadamente hay”, según el comunicado leído en el acto.

La agrupación aseguró que judicialmente las agresiones cometidas en un ámbito privado suelen archivarse, por la dificultad que existe para que la víctima o superviviente acredite con pruebas la agresión que ha sufrido.

En esa situación, agregó el movimiento, se considera que se deja a la víctima en una situación imposible ya que será su palabra contra la de su agresor.

“Este tipo de agresiones y abusos se realizan con normalidad en todas las situaciones de la vida, y en nuestro sector del arte y la cultura de una forma muy específica”, apuntó.

“La mala praxis y los acuerdos tan laxos a los que nos vemos sometidas, generan que las mujeres en el arte estemos constantemente expuestas a ciertas agresiones absolutamente normalizadas e interiorizadas”, destacó.

Asimismo, exigieron “a las instituciones que establezcan los protocolos, pactos y consensos necesarios para salvaguardar la vida y facilitar que ésta pueda desarrollarse con dignidad y libertad, haciendo frente a la violencia machista fruto del poder hegemónico”.

“Exigimos que se nos reconozca en todos los aspectos de la vida y en el ámbito artístico y cultural. No permitimos seguir siendo invisibilizadas o ninguneadas por nadie, absolutamente nadie”, agregaron.

“Las pandoras, tendemos la mano y abrimos nuestro círculo a todas las mujeres e identidades diversas para que cuenten con nuestro apoyo, y nosotras con el suyo”, añadió la agrupación en su comunicado.