La compañía refresquera “Dr Pepper" Snapple Group, la tercera empresa más grande de Estados Unidos, anunció hoy un acuerdo de fusión con la firma Keurig Green Mountain, productora de café y de cafeteras, para formar la nueva compañía KDP con ingresos de 11 mil millones de dólares.

Dr Pepper, con sede en Plano, Texas, ya tenía una sociedad de distribución con Keurig y este lunes la compañía aseguró que la fusión brindará las "oportunidades de crecimiento a largo plazo inherentes a esta poderosa plataforma de bebidas".

Bajo el acuerdo, aprobado ya por unanimidad por la junta de Dr Pepper, los accionistas de la compañía recibirán 103.75 dólares por acción en un dividendo en efectivo especial y retendrán el 13 por ciento de la compañía combinada.

La fusión creará una compañía propietaria de marcas reconocidas en dos áreas, la de refrescos y la del café, incluyendo Dr Pepper, 7UP, Snapple, A & W, Mott's y la marca líder de café Green Mountain Coffee Roasters y el sistema de cafetera Keurig de un solo servicio, así como más de 75 marcas propias, con licencia y asociadas en el sistema Keurig.

La fusión permite a Dr Pepper afianzarse en el sector de bebidas calientes y fortalecerse en el comercio electrónico. Keurig Green Mountain, que ha estado en modo de recuperación, gana la enorme red de distribución de Dr Pepper, que incluye tiendas de conveniencia.

"Esta transacción dará valor significativo e  inmediato a nuestros accionistas, junto con la oportunidad de participar en el potencial de crecimiento a largo plazo de nuestra compañía combinada y atraer nuevas marcas y categorías de bebidas a nuestra plataforma en un panorama industrial en constante cambio", dijo en un comunicado Larry Young, presidente y director ejecutivo de Dr Pepper.

Young, dejará el cargo y "pasará a un rol en la junta directiva de KDP para ayudar al nuevo equipo de administración a aprovechar todo el potencial de la compañía".

Bob Gamgort, actual director ejecutivo de Keurig, se desempeñará como director ejecutivo de la compañía combinada y tendrá su sede en Burlington, Massachusetts.

La fusión se da menos de dos años después de que Keurig se convirtiera en una empresa privada tras su adquisición por un grupo inversor liderado por JAB en marzo de 2016.

JAB Holding Company, una firma de inversión global, realizará una inversión de capital de nueve mil millones de dólares como parte del financiamiento de la transacción y retendrá una participación del 87 por ciento en la compañía combinada, que continuará comercializando públicamente la participación del 13 por ciento restante con los accionistas de Dr Pepper.