El presidente de Argentina, Mauricio Macri, anunció hoy una reducción del 25 por ciento en cargos políticos, el congelamiento salarial de los funcionarios y la prohibición de contratar a familiares de ministros en el Estado.

En un evento en el que estuvo acompañado por su Gabinete, Macri precisó los alcances del ajuste en la estructura del Poder Ejecutivo, mismo que forma parte de un plan integral de ajuste.

Explicó que van a reducir uno de cada cuatro cargos políticos, lo que implica alrededor de mil puestos y un ahorro de casi cien millones de dólares en salarios.

Además, los funcionarios no tendrán aumento de sueldo en 2018 y los familiares de los ministros no van a poder ser parte del gobierno, ya que así lo prohibierá un decreto presidencial que firmará esta semana.

Con respecto a la última decisión, Macri señaló que es una decisión que mejorará la institucionalidad, y convocó a los gobiernos provinciales y municipales a eliminar también la posibilidad de contratos de familiares de funcionarios de primer nivel.

"Vamos a perder colaboradores muy valiosos del equipo pero siempre dijimos que queríamos hacer un país más transparente y espero que este ejemplo sea seguido por todos en la administración pública", dijo.

Agregó que "la política debe ser ejemplo de austeridad, lo primero que exijo de todos los señores que elijo para ser parte del equipo es vocación, buena fe e integridad y sé que todos acá las tienen".

Por otra parte, el ajuste presentado por el presidente para achicar y modernizar al Estado controlará el presentismo, medirá la productividad, capacitará de manera integral y reasignará tareas a los trabajadores que cuentan con contratos permanentes.