Esta mañana comenzaron las reuniones bilaterales y trilateral entre los ministros comerciales de los países integrantes del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

El primer encuentro se dio en el icónico museo Pointe-à-Callière, en el viejo puerto de Montreal, entre el secretario de Economía de México, Ildefonso Guajardo Villarreal, y el representante estadunidense de Comercio, Robert Lighthizer.

Posteriormente, el secretario Guajardo se reunirá con la anfitriona, la canciller Chrystia Freeland, quien concluirá las rondas bilaterales al recibir a Robert Lighthizer, quien durante las negociaciones de ayer no intercambió ni una palabra con la prensa.

Incluso la CBC (la corporación de radiotelevisión pública canadiense) reportó cómo Lighthizer empujó ayer a uno de sus guardias de seguridad diciendo “walk faster” (camina rápido) para huir de las preguntas de la prensa internacional.

El proceso de modernización del TLCAN vive hoy uno de sus momentos más cruciales, luego de que México y Canadá han puesto sobre la mesa sus contrapropuestas en temas complicados como reglas de origen para el sector automotriz y cláusula de terminación quinquenal.

A diferencia de rondas previas, los ministros comerciales de México, Canadá y Estados Unidos no tuvieron una “cena de bienvenida”. En cambio, se reunieron con sus equipos técnicos para conocer las propuestas que buscan que el TLCAN se modernice y siga operando bajo un nuevo marco que incluya temas que no existían hace 25 años.

Aunque persiste el temor de que desde la Casa Blanca los negociadores estadunidenses sigan poniendo sobre la mesa sus llamadas “píldoras venenosas”, es decir, propuestas inaceptables por sus contrapartes para no llegar a ningún acuerdo y precipitar el proceso de terminación.

Más tarde los tres representantes comerciales darán a conocer los avances conseguidos en esta ronda decisiva para el futuro del acuerdo trilateral. Se espera que se anuncie el cierre del capítulo de Anticorrupción y los avances de otros como comercio digital o telecomunicaciones.

Del anuncio de esta tarde, sobre todo por parte de Lighthizer, dependerá si el diálogo continúa y hasta cuándo se extienden las rondas.

De hecho, se ha mencionado en medios internacionales que las negociaciones pudieran extenderse hasta 2019, una vez que hayan pasado las elecciones presidenciales de México y las intermedias de Estados Unidos, aunque en octubre de ese año están previstos comicios federales en Canadá.