El cantante Marco Zambrano, con 20 años en la música y unos meses como solista, reconoce que separarse de una banda tiene pros y contras, entre ellos que ahora toda la responsabilidad recae sobre él.

“Tienes que hacer más cosas porque no tienes en quien apoyarte como compañeros de banda, ahorita me ha resultado bien y mi proyecto es muy básico y acústico, sólo soy yo y ya”, compartió en entrevista con Notimex.

Indicó que un acústico es como estar desnudo arriba del escenario “porque o tocas o cantas bien o va a sonar horrible porque no traes una banda atrás en la que te puedas apoyar, entonces suena tal cual la guitarra y la voz, es un poco más difícil, pero te acostumbras”.

Explicó que sus canciones abordan todo tipo de temáticas y no necesariamente son autobiográficas, ya que alguien le puede contar algo y al llegar a su casa puede escribir acerca de eso; aunque también abarca temas de “amor, desamor, cosas cotidianas, nada rebuscado ni con metáforas, no es mi estilo”.

Marco Zambrano participó en bandas como Casablanca, con la que editó un disco y tuvo apoyo en radio y televisión. “Desgraciadamente el proyecto no continuó y es cuando decido empezar algo por mi propia cuenta”.

El músico reconoció que se le hace muy difícil autodescribirse y que siempre ha pensado que sólo es música, aunque consideró que entra más en el rango de pop popular para todo gusto.

Por ello invitó al público a escucharlo la noche del 2 de febrero en el foro R&R Live, de la capital mexicana, donde se encargará de abrir el concierto de la banda de rock Liquits, para que así le puedan dar su opinión.

El cantante indicó que luego de quedar desilusionado de las disqueras lo único que busca ahora es tocar y ya no la fama como en un principio, por lo que  interpretará canciones tanto de su autoría como covers.