El vicepresidente de la asociación “Por el México que Deseamos”, Jaime Valencia González informó que esta semana ocho de los 25 establecimientos mercantiles afectados por el sismo del 19 de septiembre pasado, en la Zona Rosa, podrán establecerse en las aceras de la calle de Génova.

En entrevista, recordó que se firmó un acuerdo para que los comerciantes puedan sacar sus enseres a la vía pública, y contarán con seis meses para regularizarse y realizar sus pagos correspondientes, a fin de establecerse al ciento por ciento en las calles y reactiven la economía de la zona.

Detalló que en una reunión con autoridades de la delegación Cuauhtémoc se acordó que ocho negocios tuvieran enseres en la vía pública esta semana, y para la próxima buscarán que los comercios nuevos también se sumen a esta estrategia.

En tanto, se analiza dónde se reubicarán a 11 negocios que colindan con el edificio ubicado en Génova 33, uno de los que sufrió graves daños por el temblor, y confió en que en marzo podrían operar de nuevo, pues la demolición del inmueble "va a muy avanzada".

“Los que están esperando que la autoridad les de la autorización son estos 11 que están alrededor, además de los nuevos establecimientos, como es el caso de Churros El Moro, porque la reactivación en la Zona Rosa se esta dando de manera positiva”, aseguró.

Valencia González indicó que el año pasado muchos establecimientos pagaron el permiso para sacar sus enseres (sillas y mesas) a la vía pública, pero debido a la rehabilitación de la Zona Rosa no pudieron instalarse.

Por ello, “estamos buscando a la delegación para que se nos rembolse el dinero o se nos dé una prórroga".

También comentó que se ha planteado la homologación de la Zona Rosa, en cuanto al uso de terrazas y de enseres en la vía pública. “Como asociación estaremos atentos que todos los establecimientos de la Zona Rosa cumplan con lo que dice la ley para que pueda haber una buena convivencia”, concluyó.