El Pleno del Congreso local aprobó una reforma para que se reconozcan y amplíen los lineamientos de la Convención sobre los Derechos del Niño y acatar las recomendaciones del Comité de los Derechos del Niño de la ONU.

Ello se dio en el marco de la sesión ordinaria celebrada hoy por la XXII legislatura presidida por Raúl Castañeda Pomposo, para contribuir a concientizar y sensibilizar a las futuras generaciones sobre el trato digno y respetuoso al ser humano.

Con la aprobación unánime del dictamen 49 de la Comisión de Gobernación y Puntos Constitucionales, se reformó la fracción IX del artículo 45 de la Ley para la Protección y Defensa de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes del Estado.

El dictamen fue leído por el inicialista de la reforma, Carlos Torres Torres, quien expuso que la medida pretende prohibir la asistencia y participación de niñas, niños y adolescentes, a eventos donde se produce violencia extrema sobre animales.

En la exposición de motivos, el inicialista de la reforma Carlos Torres expuso que el grado de desarrollo de cualquier sociedad puede medirse por el respeto y valoración hacia los seres en situación de vulnerabilidad.

El legislador bajacaliforniano destacó que el Estado Mexicano “tiene como una de sus principales obligaciones lograr que las niñas, niños y adolescentes puedan desarrollarse en un medio ambiente sano”.

“Alejados de actividades que les llegase a causar un daño emocional, físico o psicológico y, por consiguiente, proveer las condiciones para su correcto desarrollo físico y emocional”, manifestó.

Recordó que su propuesta se basó en el tratado internacional que adoptó en 1989 la ONU, en el que se reconocen los derechos humanos de las personas menores de 18 años, así como la Convención Sobre los Derechos de Niño.

Se trata, abundó, de un instrumento internacional jurídicamente vinculante, mediante el cual los menores de edad pasan a ser considerados de objetos de protección, a ser sujetos de derechos.

En base a estas consideraciones, se persigue adoptar a nivel federal y estatal, leyes y políticas integrales dirigidas a prevenir y sancionar todas las formas de violencia, así como ayudar y proteger a los niños victimizados.

Para ello se ha establecido que la autoridad “debería adoptar las medidas necesarias para garantizar la prohibición de la participación infantil en escuelas taurinas y corridas de toros por estar consideradas como una de las peores formas de trabajo infantil”.

El resolutivo aprobado que adiciona con una fracción novena al artículo 45 de la ley en mención establece: “La violencia extrema contra animales, prohibiendo su asistencia o participación activa a menores de edad en eventos o espectáculos en los que esta se genera.

“Las autoridades competentes están obligadas a implementar medidas especiales para prevenir, atender, erradicar y sancionar las conductas previstas en este artículo para niñas, niños y adolescentes”, expuso.

Se estipula que la presente reforma entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el Periódico Oficial del Estado (POE), pero se concede un período de 180 días naturales para que se las autoridades emitan las disposiciones normativas.