Como una invitación a reír, soñar, levantar el vuelo y vivir magníficas aventuras, el libro "30 historias de dragones. Cada noche una historia", es un excelente material para fomentar el hábito de la lectura en menores que comienzan a adentrarse en el mundo de las letras.

El volumen, de apenas 62 páginas, es un compendio de historias donde los protagonistas, pase lo que pase, son los dragones, seres fantásticos que por años han sido estereotipados como feroces y que, sin embargo, en estas historias cobran cierta humanidad para llevar a los pequeños por un sin fin de aventuras y mucha diversión.

El texto es de Aurélie Desfour, con ilustraciones de Ewa Lambrechts, Hervé Le Goff, Maud lienard y Sarujin; fue publicado en México por Larousse, en una cuidada edición de pasta dura, llena de colorido, que ofrece un balance paritario entre texto e imagen, evitando hacer de éste un libro aburrido.

Aunque cuenta con historias originales como "La salsa, Plum Cataplum", "¡Cuidado con la bruja de la escoba verde!" o "Una sustituta de los más extraño", también hay adaptaciones libres a populares historias de los hermanos Grimm, como "Una orquesta muy loca" o "El príncipe dragón".

Historias clásicas como "Ricitos de oro y los tres dragones" (Ricitos de oro y los tres osos), adaptaciones de cuentos japoneses como "Bentén y el dragón de Enoshima", coreanos como "El rey dragón y el conejo", o de leyendas aborígenes, como "El dragón arcoíris".

De grandes aventuras como "Una misión para el inspector dragón", "El sueño de Dragondú" y "El vikingo se mareaba en el mar", por citar algunas de las más divertidas narraciones.

La selección incluye historias con moralejas y enseñanzas que además de encantar a los pequeños lectores propiciarán la reflexión en torno a las situaciones cotidianas que puedan tener similitud con su entorno, tal es el caso de "Una tarde en el hospital", "El dragón que se sentía muy solo en el mundo" o "El dragón que le temía a la luz".

En éste se narra la amistad de un duendecillo y el dragón chazor, quienes descubren que no se le debe temer a lo desconocido porque una vez que lo conoces te das cuenta de que no hay nada que deba atemorizarnos.

El libro fue publicado por prmera vez en francés en el 2014 y a finales del año pasado llegó a las librerías mexicanas su edición en español, con traducción de Larousse, cuya dirección editorial en México corre a cargo de Tomás García Cerezo