Como un espacio de sano esparcimiento, para alejar a menores y jóvenes del consumo de drogas, funcionarios inauguraron el Centro Comunitario "Creciendo Sano" en la comunidad indígena mayo Pozo Dulce.

Con estas instalaciones, suman 700 familias beneficiadas en municipios del sur de Sonora, en los cuatro centros de Prevención de Adicciones y Formación Familiar en las comunidades guarijías Mesa Colorada y Guajaray, en Álamos.

Además de los ubicados en las comunidades mayo de Tierra Blanca Tesia, en Navojoa, y ahora en Pozo Dulce, en el municipio Huatabampo, indicó el gobierno del estado en un comunicado.

Agregó que este programa también opera en la capital del estado, Hermosillo, en las ludotecas de las casas hogares Jineseki y Unacari, aparte de dos ludotecas más en Cajeme.

Los centros comunitarios "Creciendo Sano" cuentan con áreas de psicología, educación artística, ludoteca, módulo de espiritualidad y valores, apoyo académico y deportes, reseñó.

También tienen espacios de canchas, área de juegos, auditorio, salón para nivelación académica, sala de cómputo, ludoteca, consultorio psicológico, oficina, baños y almacén.