Este domingo en la Catedral Metropolitana se oró por la pronta localización de un estudiante capitalino quien desapareció el pasado 23 de enero, tras ser detenido supuestamente por policías capitalinos.

El canónigo de la Catedral Metropolitana, Julián López Amozurrutia, elevó una plegaria para que con la ayuda de todos, el joven de 17 años pueda reintegrarse con su familia.

Además, durante la misa dominical que encabezó en el atrio metropolitano, en sustitución del cardenal Norberto Rivera Carrera, oró por los enfermos, así como por el Papa Francisco para que su voz sea escuchada en el mundo por todos los hombres de buena voluntad.

En tanto, la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México solicitó tanto a la policía capitalina, como a la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México adoptar medidas precautorias para salvaguardar los derechos humanos del joven.

De acuerdo con los hechos reportados por familiares, el joven estudiante de bachillerato fue detenido por elementos de la Secretaría de Seguridad Pública el pasado 23 de enero, sin que a la fecha se tenga conocimiento de su paradero.