Al menos 23 personas fueron puestas a disposición de la autoridad durante el operativo de seguridad que llevan a cabo de manera conjunta autoridades de la Ciudad de México y el Estado de México en las zonas limítrofes de ambas entidades.

La Procuraduría General de Justicia capitalina informó que dos de las detenciones fueron por robo a transeúnte, ocho por robo de vehículo, 11 por delitos contra la salud, además de una orden de aprehensión por portación de arma prohibida y una más por lesiones dolosas.

Al respecto, el titular de la dependencia, Edmundo Porfirio Garrido Osorio, dio a conocer que por parte del Gobierno de la Ciudad de México participaron 500 agentes de la Policía de Investigación (PDI).

Además, colaboraron 40 inspectores del Instituto de Verificación Administrativa, 34 verificadores de la Unidad de Inteligencia Financiera y 500 elementos de la Secretaría de Seguridad Pública.

El procurador detalló que durante la jornada de esta semana fueron inspeccionados 467 vehículos, de los cuales 11 fueron puestos a disposición; y también fueron aseguradas tres armas.

Como parte del operativo, dijo, también se llevó a cabo un cateo de narcomenudeo en la delegación Gustavo A. Madero, donde se aseguraron 111 bolsas de marihuana y 234 envoltorios de cocaína durante la jornada del jueves.

Por lo que corresponde a la verificación de locales comerciales, Garrido Osorio comentó que los inspectores suspendieron las actividades en seis por diversas irregularidades.

Garrido Osorio aseguró que las autoridades de la ciudad y del Estado de México mantendrán la colaboración que incluye el intercambio de información y estrategias conjuntas para combatir a la delincuencia en las zonas limítrofes entre ambas entidades.