A fin de fomentar la capacitación preventiva entre la población infantil, la Cruz Roja Mexicana en Nuevo León, concluyó el Curso Infantil de Primera Respuesta a Emergencias, que en su quinta generación graduó a 21 menores entre 6 y 13 años de edad.

La benemérita institución de auxilio remarcó su misión permanente de salvar vidas y transmitir conocimientos a la ciudadanía ante cualquier contingencia, a través de su Centro Estatal de Capacitación.

“A lo largo de cuatro meses, 21 pequeños de 6 a 13 años, se capacitaron en temas de prevención de accidentes, primeros auxilios, desastres y brigadas de emergencia”, indicó.

Agregó que, mediante prácticas y dinámicas acorde a la edad de los menores, desarrollaron habilidades y conocimientos para responder de manera oportuna ante las situaciones de emergencia.

“El principal objetivo de este programa es crear en los niños agentes de cambio en su entorno social para disminuir el número de accidentes, y contribuir a fomentar una futura comunidad capacitada y sensibilizada en temas preventivos”, enfatizó Cruz Roja Nuevo León.

De esta manera, concluyó, se continúa salvando vidas, cambiando mentalidades a través de fomentar una cultura de prevención y autoprotección en la comunidad.