Una exposición educativa en los pasillos del Parlamento Europeo (PE), en Bruselas, trata de marcar en la memoria colectiva la victimización de las poblaciones gitanas durante el Holocausto y las persecuciones raciales que se expandieron por Europa durante la Segunda Guerra Mundial.

Durante la conflagración mundial, las poblaciones sinti y rom fueron perseguidas en toda Europa, desde Rumania pasando por Croacia, Italia y Alemania.

Se estima que 500 mil representantes de esas minorías fueron asesinados por los nazis y regímenes simpatizantes en toda Europa. En algunos países, sólo el 20 por ciento de los gitanos sobrevivieron a ese período de la historia.

“Los rom (gitanos) son de una cierta manera las víctimas olvidadas del Holocausto”, sostuvo la vicepresidenta primera de la Eurocámara, la húngara Livia Jaroka, miembro de la comunidad rom.

“La mayoría de mis colegas europeos ni siquiera saben que durante la Segunda Guerra Mundial miembros de la comunidad rom fueron oprimidos por razones raciales por el régimen nazi", dijo Jaroka en la inauguración de la muestra.

Tampoco saben, añadió, que "decenas de miles de rom fueron asesinados en los territorios ocupados del este y miles de ellos fueron asesinados en campos de concentración”, 

“Vivos o muertos, sus vidas, esperanzas y futuros fueron destruidos por los nazi y sus aliados”, destacó a su vez la eurodiputada sueca Soraya Post. 

La exposición reúne fotografías y textos que explican los momentos históricos en la lucha de esa población por el reconocimiento de su existencia, sus derechos y el drama que vivió, como el largo camino hasta el reconocimiento oficial del genocidio de la población gitana en Alemania, en febrero de 1982.

Aún más largo fue el camino hasta el reconocimiento del genocidio gitano en Europa como un todo, proclamado por la Eurocámara casi tres décadas más tarde, en abril de 2015, impulsado por la diputada Post.

El 2 de agosto fue declarado como el Día Europeo en Memoria del Holocausto Rom, coincidiendo con la fecha, en 1944, en que fueron asesinados los últimos tres mil sinti y rom del campo de concentración nazi de Auschwitz, en Polonia.