La delegación norcoreana que inspeccionó las sedes de los próximos Juegos Olímpicos de Invierno de PyeongChang 2018 y los alojamientos para su delegación, ya se encuentra en casa tras una visita de tres días de duración.

El grupo de avanzada, de ocho miembros, partió a través de una ruta terrestre occidental, atravesando la frontera intercoreana fuertemente fortificada, destacó la agencia Yonhap.

Corea del Norte acordó formar parte de las primeras olimpiadas de invierno de Corea del Sur, que tendrán lugar del 9 al 25 de febrero, y llevar a cabo eventos culturales con Seúl para celebrar el evento cuatrienal.

Los funcionarios norcoreanos verificaron las sedes para los Juegos Olímpicos de Invierno de PyeongChang, además de otras sedes para celebrar eventos intercoreanos, entre los que se incluye la actuación de un equipo de demostración de taekwondo.

La delegación norcoreana visitó durante dos días la ciudad de Gangneung, situada a unos 260 kilómetros al este de Seúl, cerca de la comarca alpina de PyeongChang, anfitriona de las olimpiadas.

En tanto, en el tercer día de su estancia en el país del sur los funcionarios norcoreanos visitaron en Seúl la oficina central de una emisora de televisión local, en la que se estima que el equipo de demostración de taekwondo lleve a cabo su actuación antes del inicio de los juegos.

Está previsto que Corea del Norte envíe una delegación de 400 personas a los Juegos Olímpicos de Invierno de PyeongChang 2018.

Un funcionario del Ministerio de Unificación dijo que ya han concluido los procedimientos acordados para los eventos, durante los diálogos de alto nivel entre las dos Coreas, y que solo resta cumplir con los planes.

A partir de esta semana las dos Coreas comenzarán las actividades conjuntas en celebración de los juegos olímpicos, como el entrenamiento intercoreano en la estación de esquí norcoreana Masikryong.

Mientras tanto, el evento cultural intercoreano en la montaña Kumgang está previsto en torno al próximo domingo.