El presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Luis Raúl González Pérez, advirtió que, ante el alarmante incremento del discurso de odio a nivel global que impulsa y promueve la xenofobia, hay que reflexionar sobre lección que dejó el Holocausto.

Al encabezar la conmemoración anual de las víctimas del Holocausto en el Museo Memoria y Tolerancia, alertó que el discurso de odio está en distintos niveles, desde posiciones oficiales de gobiernos dirigidos por demagogos intolerantes hasta en las redes sociales.

Ante ello consideró que la fortaleza y consolidación del Estado de derecho y de las instituciones democráticas son vías eficaces para prevenir que el extremismo y las ideologías del odio florezcan y prosperen.

El rechazo contra personas refugiadas y migrantes, y la animadversión hacia quienes no comparten la misma visión del mundo, son temas que también deben llevarnos a recordar lo sucedido en esa época, expuso.

González Pérez indicó que preservar y fortalecer el entorno democrático que México ha construido es compromiso y responsabilidad de todos.

“Ninguna sociedad puede sustentarse en la justicia y la paz si rechaza o denigra la dignidad humana”, dijo y alertó que cada vez se multiplican los gobiernos y las opciones políticas que hacen de la xenofobia y la intolerancia su bandera política.

El ombudsman nacional subrayó que la CNDH ha denunciado, evidenciado y llamado a la acción contra el discurso de odio generado en Estados Unidos para atacar la migración irregular, especialmente de connacionales.

“No son hechos que debamos ni podamos ignorar; de la firmeza y eficacia con que actuemos hoy para defender las instituciones democráticas y la igualdad universal entre las personas dependerá que en un futuro no tengamos que lamentar nuevos actos de degradación y abuso que avergüencen a la humanidad”, subrayó.