El gobierno de los Estados Unidos de América deportó a México a tres fugitivos, de nombres Miguel “N”, Roberto “N” y Ángel “N”, buscados por feminicidio, robo de vehículo y extorsión, respectivamente.

La Procuraduría General de la República (PGR), a través de la Subprocuraduría Jurídica y de Asuntos Internacionales (SJAI) y del Sistema de Agregadurías, informó que los tres sujetos fueron detenidos al ingresar a territorio nacional, para que enfrenten sus respectivos procesos judiciales.

Miguel “N” fue detenido por elementos de la Agencia de Investigación Criminal (AIC), en cumplimiento a la orden de aprehensión librada en su contra por el Juez de Control del Juzgado de Proceso y Procedimiento Penal Oral del Distrito Judicial de Pánuco, Veracruz, por su probable responsabilidad en la comisión del delito de feminicidio.

Refirió que el imputado fue ubicado en Nuevo México y una vez realizadas las gestiones necesarias, lo aseguraron al ingresar a territorio nacional por el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), para su posterior puesta a disposición de las autoridades que lo reclaman.

Del mismo modo, personal de la AIC cumplimentó una orden de aprehensión librada por el Juez de Control del Distrito Judicial de Benito Juárez, en Chihuahua, en contra de Roberto “N”, por su probable responsabilidad en la comisión del delito de robo de vehículo.

El inculpado fue deportado por el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés), en Tucson, por el cruce fronterizo de DeConcini, que divide Nogales, Arizona y Nogales.

En el tercer caso, tras ser ubicado en Nuevo México y deportado por vía aérea, Ángel “N” fue detenido en el AICM, en cumplimiento a la orden de captura librada en su contra por el Juez de Control en Morelia, Michoacán, por su probable responsabilidad en la comisión del delito de extorsión.