Aunque se cree que la toxoplasmosis sólo se transmite de gatos a las personas, cualquier especie animal, incluido el hombre, que coma carne o verdura contaminadas, o tenga contacto con el huevecillo que lo provoca, podría contagiarse, advirtió el médico veterinario, Jesús Marín Heredia.

El también académico de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia de la UNAM señaló que hasta 75 por ciento de la población mundial ha tenido contacto con el ooquiste infectante (huevecillo encontrado en las heces de gatos infectados) que provoca la toxoplasmosis.

Refirió que esa enfermedad parasitaria es ocasionada por el protozoo Toxoplasma gondii, que puede causar infecciones desde leves hasta mortales, y que dañan principalmente al feto, en el caso de mujeres embarazadas.

En un comunicado, aclaró que contrario a lo que se piensa, que esta zoonosis sólo se transmite de gatos a humanos, cualquier animal o el ser humano que consuma carne o verdura contaminadas, o entre en contacto con el parásito puede contagiarse.

Además, destacó que no todas las personas que tienen contacto con Toxoplasma gondii adquieren la enfermedad, porque en la mayoría de los casos tienden a desarrollar anticuerpos.

El especialista de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) dijo que por error o desconocimiento, algunos médicos generales y ginecólogos recomiendan separar a los gatos de sus dueños porque creen que son los principales transmisores del parásito.

Subrayó que los gatos solo fungen como hospederos definitivos del parásito y en una de sus fases pasa por el intestino produce un huevecillo que puede contagiar a animales como ovejas, caballos, perros, cerdos, e incluso a una persona.

Precisó que para evitar un contagio se debe evitar tener contacto con la materia fecal contaminada, ya sea directamente o a través de vectores como las cucarachas

“En la mayoría de los casos sólo se desarrollan anticuerpos, el problema surge cuando llega a personas con alguna enfermedad inmunosupresora o embarazadas, pues en las primeras puede ocasionar enfermedades respiratorias como neumonía, o trastornos neurológicos, y las segundas corren riesgo de sufrir un aborto, y en algunos casos infertilidad“, agregó.