La Sala Regional Monterrey del TEPJF está lista para impartir justicia con responsabilidad, prudencia y estricto apego a derecho, así como rendir buenas cuentas a la democracia en este año electoral, expresó su magistrada presidenta, Claudia Valle Aguilasocho.

Agregó que “el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, sus Salas y las personas que aquí laboramos estamos listas y preparadas para decidir con independencia, imparcialidad y profesionalismo los juicios y recursos que se presenten”, afirmó.

Señaló que se trata de un compromiso con México, en el que la sociedad espera y exige de sus jueces un actuar responsable y profesional, con altos estándares de confiabilidad y de apertura, los cuales serán ejes que guíen permanentemente nuestra colaboración, dijo.

“Abonar a la democracia y restar al conflicto es quehacer sustancial; es lo que nos toca como mexicanos, como ciudadanía, y desde nuestras trincheras como funcionarias y funcionarios electorales”, señaló.

Ante magistrados de las Salas Superior y Regionales, funcionarios electorales e invitados, Valle Aguilasocho subrayó que quienes conforman el sistema electoral habrán de demostrar que México tiene instituciones sólidas, capaces, formadas por mujeres y hombres probos y competentes.

“Dejaremos en claro cómo la participación ciudadana, la expresión de su voluntad en las urnas, será el elemento definitorio de los resultados en las elecciones que presenciaremos, de las que tomaremos parte ciudadanía y autoridades, desde el plano que nos corresponde”, agregó.

La magistrada presidenta dio a conocer que en el periodo del 1 de noviembre de 2016 al 31 de octubre de 2017, la Sala Regional Monterrey recibió 680 medios de impugnación.

Detalló que de éstos, 132 correspondieron a la elección extraordinaria en el ayuntamiento de Zacatecas capital y la elección de gubernatura, regidurías, sindicaturas y diputaciones del estado de Coahuila.

Dijo que el recurso más promovido fue el juicio para la protección de los derechos político-electorales del ciudadano con un 74 por ciento (500 juicios), seguido del recurso de apelación con un 10 por ciento (65 recursos).

En tanto, los juicios de revisión constitucional electoral, los juicios electorales, los recursos de revisión, los juicios para dirimir conflictos o diferencias laborales de los servidores del Instituto Nacional Electoral (INE), así como los denominados asuntos generales, sumaron el 16 por ciento.

Indicó que la Sala Monterrey recibió y resolvió 122 impugnaciones relacionadas con el proceso electoral local en Coahuila, y en el caso de la elección extraordinaria de Zacatecas capital, se atendieron 19 medios de defensa.

Además, se concluyó la resolución de las impugnaciones relativas al proceso electoral ordinario de Aguascalientes.

En materia de fiscalización, la Sala resolvió 28 recursos de apelación, en los que se impugnaron el dictamen consolidado y la resolución del Consejo General del INE, mediante el cual se sancionó a diversos candidatos y partidos.

El promedio de resolución de los asuntos fue de 12.55 días, en tanto que el menor tiempo de definición de asuntos urgentes fue inferior a un día.

Además, las decisiones adoptadas en las sesiones públicas de resolución se difundieron en Intranet e Internet, así como también en las redes sociales. Se publicaron 58 boletines de prensa y de ellos derivaron 617 notas periodísticas.

Finalmente, dijo que “perfilamos nuestros esfuerzos a un fin sustantivo: sumar a la certeza en las reglas de la contienda y los resultados, protegiendo los principios que rigen el proceso y garantizando una participación ciudadana y plural”.