Líderes políticos y colectivos sociales en Alemania hicieron hoy un firme llamado a luchar contra el antisemitismo, defender la paz y mantener el recuerdo del Holocaustso, con motivo del día en que se recuerda a las víctimas del dictador nazi Adolf Hitler.

La canciller federal Angela Merkel hizo una enconada defensa de la cultura del recuerdo para que nunca se olvide el horror, en un mensaje de video difundido con motivo del Día Internacional por las Víctimas del Holocausto, instaurado por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en 2005.

Dado que la cantidad de supervivientes es cada vez menor, hizo un llamado a fortalecer la labor de los memoriales de la tragedia para que los testimonios sean conservados y se refuerce la labor pedagógica de las generaciones futuras.

"El dolor de lo que unas personas pueden hacer y han hecho a otras, el luto y el recuerdo a todos a los que les fue robada la dignidad y fueron perseguidos, humillados, martirizados y asesinados formarán siempre parte de nosotros", dijo por su parte el ministro alemán de Asuntos Exteriores, Sigmar Gabriel.

"Nadie puede dar marcha atrás para corregir la Historia, pero sí asumir toda la responsabilidad de cara al futuro", dijo el ministro, quien esta noche participará en un debate de recuerdo sobre Auschwitz, uno de los mayores campos de concentración y exterminio instalado por los nazis en territorio polaco.

"Del recuerdo a las víctimas del nacional-socialismo (nazismo) nace un encargo: el de levantarnos contra toda zona de exclusión, odio, antisemitismo o cualquier otra forma de racismo en el mundo y en defensa de los derechos humanos, la paz y la reconciliación", señaló el político socialdemócrata.

En Día de Recuerdo de las Víctimas del Holocausto coincide oficialmente desde su instauración en Alemania por el presidente Roman Herzog en 1996 con el aniversario de la liberación de ese campo el 27 de enero de 1945, por las tropas soviéticas.

También Auschwitz fue escenario del exterminio de 1.1 millones de personas entre 1940 y 1945.

Durante el aniversario se recuerda con un acto en el Bundestag (Parlamento alemán) a los seis millones de judíos y gitanos (sinti y roma) europeos asesinados, a los trabajadores forzados, prisioneros de guerra que murieron de hambre, víctimas de eutanasia, a los homosexuales castigados y a todos los que se opusieron al régimen y fueron víctimas del mismo.

Precisamente los actos comenzaron con un evento en Berlín, organizado por la asociación de gays y lesbianas y la asociación en recuerdo de los judíos asesinados en Europa, en memoria de la persecución de homosexuales.

Después tuvo lugar un acto para colocar flores en el monumento a las víctimas homosexuales que se encuentra en el parque del Tiergarten en Berlín.

Antes, el alcalde berlinés, Michael Müller, había advertido del peligro que representan nuevas formas de antisimistismo.

El expresidente del Parlamento alemán, Norbert Lammer, pidió una defensa continua de la democracia. "Hoy vivimos en una firme y consciente democracia. Pero no es un regalo para siempre". Debe ser levantada y defendida día a día, dijo.

También la ministra de Estado para Cultura y Medios, Monika Grütters, llamó a luchar contra la discriminación y alabó como un logro de Alemania la condena abierta y sin matices contra los crímenes del régimen nacional-socialista, así como la amplia conciencia social que existe sobre el tema. "El antiseminismo y la fobia a los gitanos no tienen lugar en nuestro país", aseguró.

Pidió no tolerar los ataques contra la conciencia democrática alamena y combatir cualquier forma de discriminación. "Me indigna cuando en algunas ciudades se ven formas de antisionismo u odio a los judíos. En un momento en que crece la incitación contra los judíos e Isarel en los medios sociales, en las calles y los partidos populistas de derecha, el recuerdo del nacional-socialismo es más importante que nunca", añadió.

Alemania vive un momento político controvertido, tras la entrada en el Parlamento federal del partido Alternativa para Alemania (AfD), xenófobo y radical de derechas, en las elecciones del 24 de septiembre. El partido tiene además una amplia presencia en los parlamentos regionales de todo el país.

Grütters hizo hincapié en la importancia de mantener vivo el recuerdo ante los cada vez menos supervivientes de la tragedia. "Cuantos menos supervivientes del Holocausto haya que puedan recordarnos y contarnos la Historia, más difícil será comprender lo incomprensible".

"Y por ello más importante los testimonios y los lugares de recuerdo, así como el trabajo educativo comprometido por parte de estos últimos", dijo destacando la función pedagógica de los monumentos en recuerdo del nazismo en Alemania, impulsado el último año.

Para este 2018 están previstos cinco proyectos de ese tipo por más de 2.5 millones de euros (unos 3.1 millones de dólares), señaló la ministra.